Buscar este blog

La verdadera Iglesia de Dios...

La verdadera Iglesia de Dios...

domingo, 25 de marzo de 2012

O felix Cuba!

 

¡Oh, feliz culpa, que nos mereció tan grande Redentor!

Hoy quiero parafrasear esta celebérrima expresión del Pregón pascual, para referirme a la visita del Santo Padre Benedicto XVI a Cuba.
Hace más de 14 años, el Beato Juan Pablo II llegó a la isla y pronunció en ella un mensaje de paz, esperanza, perdón y reconciliación.
Hoy, el Sucesor de Pedro, esta vez el Papa Ratzinger, vuelve al país, con el deseo de renovar este llamamiento.
 Como entonces, tampoco ahora se trata de una visita con connotaciones politicas. El Papa no llega a la isla para reivindicar al gobierno, ni tampoco para embestir contra él.
Muchos miembros de uno u otro sector procuran "aprovechar" para beneficio propio la llegada de Benedicto XVI. Así ocurre siempre.
Pero la intención del Sucesor de Pedro está muy lejos de pretender algo que no sea la defensa y promoción de los derechos humanos. Me refiero a todos los derechos de todas las personas, independientemente de cómo piensen.
Por este motivo, siempre fracasan los intentos por parte de diferentes grupos particulares, de "utilizar" ésta o cualquier visita papal. Ocurre que el auténtico católico, y más aun, todo hombre de buena voluntad y fiel a la verdad, bien sabe que las peregrinaciones pastorales del Papa, como Vicario de Cristo, están más allá de toda especulación.

Realmente eres dichosa, noble nación cubana. 
Dios quiere bendecirte por medio de aquel que viene en su nombre:
 El Sumo Pontífice Benedicto XVI.
Abre las manos, tierra elegida, y el Dios de toda bondad te colmará de bienes.

¡Oh, Cuba feliz, que has merecido la presencia del más ilustre Visitante!

En la foto de abajo, el Beato Juan Pablo II en su visita de 1998, corona la imagen de Nuestra Señora de la Caridad del Cobre, Patrona de Cuba. 
Este 2012 se cumplen los 400 años del hallazgo de la venerable imagen, motivo de la visita de Benedicto XVI.


 



26 de marzo, solemnidad de la Anunciación del Señor (trasladada).
Día del arribo del Papa Benedicto XVI a Cuba.

No hay comentarios:

Publicar un comentario