Buscar este blog

La verdadera Iglesia de Dios...

La verdadera Iglesia de Dios...

miércoles, 20 de julio de 2016

Himnos JMJ IV: Czestochowa, 1991.




La cuarta JMJ internacional se celebró en la ciudad mariana de Czestochowa, en Polonia, y el lema fue: "Habéis recibido un espíritu de hijos" (Rom. 8, 15).
El himno original fue en polaco, con estrofas en italiano (es la versión que transcribo). También en inglés y español, como puede apreciarse en el vídeo.
El texto se refiere a la amorosa Paternidad de Dios. Parte del hecho de que Cristo, con su Sangre, nos hizo hermanos suyos y nos rescató para su Padre, por lo que podemos llamarlo de verdad "Papito" (estribillo).
Se pide al Señor que nos libre de las ataduras del orgullo y que nos dé su Espíritu para poder invocar a Dios con la confianza de hijos.
Añade que Él ha vencido la muerte, y nos ha dado la vida, para que podamos sentirnos de veras hijos suyos.


Abba Ojcze

Ty wyzwoli»eš nas Panie
z kajdan i z samych siebe
a Chrystus stajc si" bratem
nauczy» nas wo»aƒ do Ciebe.

    Abba, Ojcze...

Liberaci, o Signore
dalle catene dell'orgoglio
e donaci il Tuo Spirito
che ci fa gridare ancora:

    Abba, Ojcze...

Dio ha vinto la morte
e ci ha donato la vita
facendoci come suoi figli
per questo possiamo cantare:

    Abba, Ojcze ...




4 de octubre de 2012, memoria litúrgica de San Francisco de Asís, diácono.
(Ültima actualización de la entrada: 20/07/16).

1 comentario:

  1. Ty wyzwoliłeś nas Panie
    Z kajdan i samych siebie
    A Chrystus stając się bratem
    Nauczył nas wołać do Ciebie:

    Abba Ojcze! Abba Ojcze! Abba Ojcze! Abba Ojcze!

    Bo Kościół jak drzewo życia
    W wieczności zapuszcza korzenie
    Przenika naszą codzienność
    I pokazuje nam Ciebie

    Abba Ojcze!

    Bóg hojnym Dawcą jest życia
    On wyswobodził nas z śmierci
    I przygarniając do siebie
    Uczynił swoimi dziećmi.

    Abba Ojcze!

    Wszyscy jesteśmy braćmi
    Jesteśmy jedną rodziną.
    Tej prawdy nic już nie zaćmi
    I teraz jest jej godzina.

    Abba Ojcze!

    Dios los bendiga!

    ResponderEliminar