Buscar este blog

La verdadera Iglesia de Dios...

La verdadera Iglesia de Dios...

lunes, 18 de marzo de 2013

La liturgia de la Inauguración del Ministerio Petrino del Papa Francisco



 


 El martes 19 de marzo de 2013 tiene lugar la Imposición del palio, la consigna del Anillo del Pescador y la solemne Eucaristía de inauguración del ministertio petrino del Obispo de Roma, Su Santidad Francisco, primer Pontífice de América. Los dos primeros ritos son antepuestos a la Misa, a diferencia de lo que ocurrió en 2005, en que tuvieron lugar dentro de ella. Esto para seguir con las sabias modificaciones de Su Santidad Benedicto XVI, Papa emérito, en las que procuraba que todos los ritos que fueran ajenos a la liturgia de la Misa no se introdujeran en ella, sino que la precedieran.

El hecho de que un acontecimiento tan importante tenga lugar en la solemnidad de San José, patrono universal de la Iglesia, es muy significativo.

A continuación, y por la exquisita riqueza simbólica de una celebración tan singular, deseo realizar un breve comentario explicativo de las diferentes partes del ritual oficial.


Introducción a la celebración

Veneración de San Pedro:
El Santo Padre, mientras la schola canta la célebre aclamación Tu es Petrus (Mt. 16, 18-19), desciende hacia al Sepulcro del Apóstol San Pedro en la Cripta de la Basílica Vaticana. Lo acompañan los Patriarcas de las Iglesias orientales.
Allí se recoge unos momentos en oración, y luego inciensa la el sagrado Trofeo del primer Papa.

Procesión de entrada:
Luego se organiza la procesión de entrada, en la cual van los diáconos que portan el Palio, el Anillo del Pescador y el Evangeliario.

Mientras avanza la solemne procesión, al final de la cual va el Santo Padre, la schola canta las Laudes regiae, tradicional invocación litánica en la que se pide a los santos la intercesión por el nuevo Pontífice, por la Iglesia y por el mundo entero.
La respuesta de la asamblea a las Laudes regiae, se organiza de la siguiente manera:

Cuando se invoca a Jesucristo, María, Miguel, Juan Bautista y José (este último, en su día), el Pueblo canta: Tu illam adiuva ("Socórrela" o "ayúdala", en el sentido de que "intercedan por ella", pues se está pidiendo por la Iglesia, a la que se ha mencionado inmediatamente antes).
Cuando se invoca a los santos Apóstoles, con Pedro a la cabeza,  y a los Pontífices Romanos canonizados, la respuesta es Tu illum adiuva ("Socórrelo" o "ayúdalo", pues se está pidiendo por el Santo Padre, al que se ha mencionado en el canto más arriba).
Las demás invocaciones, dirigidas a los demás santos, tienen como respuesta Tu illos adiuva ("Socórrelos" o "ayúdalos", pues en ellas se pide por los gobernantes y por todo el Pueblo de Dios).
Cada vez que la invocación vaya dirigida a dos santos, para respetar la concordancia, la respuesta es Vos illam/um/os adiuvate ("Socórranlos" o "Ayúdenlos").

Imposición del palio: (Pallii Petri impositio)
El cardenal Protodiácono, el mismo que anunció al mundo el nombre del nuevo Papa, se acerca con el Palio al Santo Padre, luego de pronunciar una oración litúrgica de carácter trinitario, en la que especifica que es Dios mismo Quien entrega el Palio al Vicario de su Hijo, cuyo rebaño, con la fuerza del Espíritu Santo, debe apacentar. El Maestro de Celebraciones Litúrgicas le ayuda a colocar el Palio al flamante Pontífice.
El Palio, confeccionado con lana blanca de ovejas, representa a la oveja perdida que el pastor ha de salir a buscar, "dejando a las otras noventa y nueve". Posee cinco cruces (rojas, el del Papa; negras, los de los arzobispos), representativas de las cinco Llagas del Señor. Los palios, tradicionalmente son bendecidos por el Papa en el día de Santa Inés, virgen y mártir (21/1), e impuestos a los arzobispos metropolitanos del mundo en la solemnidad de los Santos Apóstoles Pedro y Pablo (29/6). Es signo de la solicitud pastoral de todos los arzobispos, en comunión con el Obispo de Roma, cabeza de ellos.

Oración por el Papa:
El primero de los Cardenales Presbíteros pronuncia una oración en la que pide a Dios que se digne bendecir al nuevo Papa y fortalecerlo con el Espíritu Santo, a fin de que su "alto ministerio corresponda a la grandeza del carisma que se le ha conferido".

Entrega del Anillo del Pescador (Anuli piscatoris traditio)
El Cardenal Decano del Colegio Cardenalicio se dirige al Santo Padre, diciéndole que Cristo mismo le entrega el Anillo de Pedro, el Pescador, que puso su esperanza en el Señor, del cual recibió las llaves del Reino de los Cielos. Le recuerda que es Sucesor del Apóstol Pedro, como Obispo de la Ciudad de Roma, que preside en la caridad de la unidad, según las enseñanzas del Apóstol Pablo. Ruega, además, que el Espíritu Santo le conceda la fortaleza y la dulzura para congregar a los creyentes en la unidad.
Después, el mismo Cardenal consigna el Anillo al Papa.
El Anillo del Pescador representa la dignidad de la Suprema Autoridad conferida a Pedro y a sus Sucesores, es decir, el poder de "atar y desatar".

Acto de obediencia: (Oboedientia)
Una representación del Colegio de los Padres Cardenales se acerca al nuevo Pontífice y le manifiesta su obediencia con un gesto de veneración. Mientras tanto, la schola retoma el cántico de Tu es Petrus. Se trata de dos Cardenales por cada uno de los tres órdenes (diáconos, presbíteros y obispos).



SANTA MISA

Ritos iniciales

Canto:
Los ritos iniciales comienzan con el canto, por parte de la schola y la asamblea, de la antífona Iustus ut palma, tomada de dos versículos (13 y 14) del salmo 91. Luego la schola canta los versículos 2,3,5 y 6 del mismo salmo.
El Papa y todos los presentes hacen la Señal de la Cruz.

Acto penitencial:
Se reza el Confiteor. Se concluye con la absolución general por parte del Papa.

Himno Gloria in excelsis
(De la Misa De angelis).
Se canta este himno de glorificación a la Trinidad.

Colecta:
El Papa reza la Colecta propia de la solemnidad del día: San José.

Liturgia de la Palabra

Se proclaman íntegras las lecturas de la solemnidad de San José. (La primera, en inglés; el salmo, en italiano, pero su antífona en latín; la segunda lectura, en español; el versículo -Sal. 83, 5- y la aclamación del Evangelio, en latín, y el mismo Evangelio, en griego).

El Evangelio es proclamado por un diácono. Al concluir su lectura, el diácono se lo lleva al Papa, quien lo besa y bendice con él al Pueblo

Homilía:
Por lo generaal, las homilías de inicio de Pontificado suelen ser de carácter programático.

Credo nicenoconstantinopolitano

Se canta el Credo elegido como oración propia de este Año de la Fe.

Oración de los fieles:
En latín se menciona la intención por la que se va a pedir: La Iglesia, el nuevo Papa, los gobernantes, los pobres y los que sufren, y también por los presentes. La petición se hace. respectivamente, en los siguientes idiomas: ruso, francés, árabe, swahili, y chino. La invitación a orar, hecha por un cantor, es en latín: Dominum deprecemur (Roguemos al Señor). La respuesta de la asamblea, también: Te rogamus, audi nos.

Liturgia de la Eucaristía

La Liturgia eucarística comienza con el rito de la presentación de las ofrendas, durante el cual se canta Tu es Pastor ovium (Cf. Mt. 16, 19), de Palestrina, especialmente compuesto para la Inauguración del Ministerio Petrino. No se realiza la procesión de las ofrendas, a los efectos de simplificar la celebración.

Oración sobre las ofrendas
Es la propia de la solemnidad de San José.

Prefacio
Es el de San José. (Se llama De missione sancti Ioseph)

Sanctus
(De la Misa De Angelis).

Plegaria Eucarística
Se usa el venerable Canon Romano, primera Plegaria Eucarística. El Sumo Pontífice pide a Dios que se digne conservar su Iglesia en la unidad, con él, "indigno siervo suyo" (...cum me, indigno famulo tuo...).

Rito de Comunión:
Este rito comienza con el canto del Padrenuestro, y sigue con la paz.

Cordero de Dios:
La schola y la asamblea cantan el Agnus Dei de la Misa De angelis.

Comunión:
Mientras se distribuye la Comunión se canta la antífona propia de la solemnidad de San José: Ioseph, fili David, noli timere... alternando con el canto del Salmo 79, 2ab.

Después se canta Ave, verum Corpus
Sigue un silencio para la plegaria personal.

Oración después de la comunión:
Es la de la solemnidad del día.

Ritos finales

Bendición Solemne:
El Papa imparte la bendición final de la Misa.
El diácono invita a retirarse, porque la Misa ha concluido.

La schola canta Salve, Regina, mientras el Santo Padre permanece unos momentos en oración ante la imagen de la Virgen que está en el interior de la basílica.

Te Deum:
Este conocido himno de acción de gracias se canta a continuación. Mientras tanto, el Papa se pasea por la Plaza de San Padro bendiciendo a los presentes.

18 de marzo, primeras vísperas de la solemnidad de San José, Esposo de María, padre adoptivo de Cristo, y Patrono de la Iglesia universal (y de este Blog).
19 de marzo, solemnidad de San José, día de la Inauguración del Ministerio Petrino de Su Santidad, el Papa Francisco.



No hay comentarios:

Publicar un comentario