Buscar este blog

La verdadera Iglesia de Dios...

La verdadera Iglesia de Dios...

sábado, 10 de octubre de 2015

Himno a San Juan XXIII


San Juan XXIII, bendiciendo


La ejecución del siguiente himno, cuyo texto es de la Fundación Juan XXIII, con música del Maestro  Marco Frisina, abrió la "Preparación" a la Ceremonia de canonización de este Papa y de Juan Pablo II, el 27 de abril de 2014, Domingo II de Pascua o de la Divina Misericordia.


Inno a Giovanni XXIII 

“Pastore buono del gregge di Cristo”

1.
Pastore buono del gregge del Signore,
che conducesti tra i flutti della storia,
dall’obbedienza traesti la tua pace
come sorgente purissima di gioia.

Rit.:
Testimone di pace, testimone
di amore,
servo umile e forte della bontà del Signore.

2.
 Servo fedele della Santa Chiesa,
Madre e Maestra per l’uomo d’ogni tempo,
offristi al mondo in cerca di giustizia
la via sicura fondata sul Vangelo.
3.

Intorno a Pietro la Chiesa convocasti
per confermare i fratelli nella fede;
apristi al mondo le porte della Chiesa
per annunciare il Vangelo di salvezza.

4.
Sei divenuto Apostolo di pace
tra le nazioni e i grandi della terra
donando agli uomini la misericordia
che apre il cuore alla grazia dell’amore.

5.
Sia gloria al Padre, fonte d’ogni bene,
sia gloria al Figlio, Parola di salvezza,
e allo Spirito, vita della Chiesa,
onore e lode nei secoli, per sempre.




Himno a Juan XXIII

"Pastor bueno del rebaño de Cristo"
 
Traducción al español:

Pastor bueno del rebaño de Cristo
al que condujiste por las olas de la historia.
De la obediencia obtuviste la paz,
 fuente purísima de alegría.

(Estribillo)
Testigo, de paz, testigo de amor,
siervo humilde y fuerte
de la bondad del Señor.

Siervo fiel de la Santa Iglesia,
 Madre y Maestra del hombre
de todo tiempo.
Ofreciste al mundo que busca justicia,
el camino seguro fundado sobre el Evangelio.

Reuniste a la Iglesia en torno a Pedro,
para confirmar a los hermanos en la fe:
abriste al mundo la puerta de la Iglesia
para anunciar el Evangelio de salvación.

Fuiste Apóstol de paz entre las naciones
y entre los grandes de la Tierra,
dando a los hombres la misericordia
que abre el corazón a la gracia del amor.

Sea la gloria al Padre, Fuente de todo bien;
sea la gloria al Hijo, Palabra de salvación;
y al Espíritu, Vida de la Iglesia,
honor y alabanza por todos los siglos.

20 de abril de 2014, Pascua de Resurrección.
(Última actualización de la entrada: 10/10/15).





No hay comentarios:

Publicar un comentario