Buscar este blog

La verdadera Iglesia de Dios...

La verdadera Iglesia de Dios...

miércoles, 2 de abril de 2014

La Misa de los Cuatro Pontífices


El fruto más precioso del Siglo de Oro de los Papas


Una multitudinaria e histórica Misa será presidida por el actual Santo Padre en la Plaza de San Pedro el 27 de abril, Domingo de la Divina Misericordia, en que serán canonizados los Papas Juan XXIII y Juan Pablo II. El evento quedará en el recuerdo como "La Misa de los Cuatro Pontífices": Francisco (Bergoglio), Benedicto XVI (Ratzinger), Juan Pablo II (Wojtila) y Juan XXIII (Roncalli).

El Dios de los prodigios ha querido "tejer" parte de la historia dos veces milenaria de la Iglesia con la vida y la santidad de estos cuatro Sucesores de Pedro, providencialmente relacionados entre sí, "en honor de la Santísima Trinidad, para exaltación de la fe católica y edificación de la vida cristiana" (1). Jamás antes el Papa reinante había canonizado a dos Pontífices Romanos, en vida de su inmediato predecesor, y  en una misma ceremonia.

Monseñor Wojtila y monseñor Ratzinger habían sido creados cardenales por el venerable Pablo VI.
Su Santidad Francisco canoniza a Juan Pablo II, que lo creó cardenal, y a Juan XXIII, beatificado (junto a Pío IX), por el mismo Juan Pablo, en el Año Santo del Jubileo del 2000.

Cuando Benedicto XVI beatificó a Juan Pablo II (1°/5/11), se cumplía una década de que éste había creado cardenal a Jorge Mario Bergoglio, el mismo que, ya siendo Vicario de Cristo, lo canonizaría en 2014. Y se cumplían tres décadas de que el entonces cardenal Joseph Ratzinger había sido llamado por Juan Pablo II a presidir la Congregación para la Doctrina de la Fe.

La  festividad de la Divina Misericordia, de origen netamente polaco, universalmente instituida por Juan Pablo II en el Jubileo del Año 2000, quedaría para siembre relacionada con este gran Pontífice. Efectivamente, el 2 de abril de 2005, en vísperas de dicha festividad, habría de concluir su santa vida terrenal. Seis años después sería beatificado, y luego de tres años, canonizado, siempre en el mismo Domingo de la Divina Misericordia.

Realmente el que ha concluido hace poco más de una década, puede llamarse "Siglo de Oro de los Papas". De hecho, es evidente que este periodo glorioso en la historia del Pontificado Romano "ha dado a luz" a Sucesores de Pedro de una talla moral que está cada vez más fuera de discusión, a medida que se avanza en investigaciones sobre la vida de cada uno. Hasta ahora, tres Papas santos: Pío X, Juan XXIII y Juan Pablo II. Dos venerables, Pío XII y Pablo VI (cuya beatificación es inminente). Un Siervo de Dios: Juan Pablo I.

El siglo XXI se prepara para una gran cosecha de la prodigiosa siembra que han realizado los últimos Papas en el campo de la Iglesia y de la humanidad. ¡Es la "Hora" de la Iglesia!

Llega el momento de constatar si los católicos, y todos los hombres de buena voluntad, estamos a la altura del don que se nos ha dado en la vida y la obra de tan esclarecidos Pastores del rebaño de Cristo.

2 de abril, noveno aniversario de la muerte terrena de Juan Pablo II.
Homenaje a él en el mes de su canonización.

Nota:

1. Cf. Fórmula oficial de canonización de los beatos.


San Juan Pablo II crea cardenal a Jorge Mario Bergoglio

No hay comentarios:

Publicar un comentario