Buscar este blog

La verdadera Iglesia de Dios...

La verdadera Iglesia de Dios...

jueves, 9 de julio de 2015

Himno oficial de la visita papal a Paraguay: 10-12/7




Letra: Christhian Arzamendia
Música: Christhian Arzamendia, Néstor Benítez,José Gauto.
Intérprete: Nazarenos.


Gracias, Santo Padre

Desde el corazón de América del Sur,
tierra de valientes y raza guaraní,
hoy el pueblo grita jubiloso:
Está entre nosotros el apóstol del Señor.

Paraguay se alegra por tener esta gracia
que nos trae tu visita que ilumina la nación.
Nuestras vidas se llenan de esperanza,
de sueños y anhelos de un país mejor.

Niños, jóvenes y ancianos
cantan llenos de gozo a una sola voz…

Gracias, Santo Padre,
mensajero de alegría y paz.
Gracias, Santo Padre,
por bendecir Paraguay.

Francisco, eres el Papa de los pobres,
los ancianos y de los jóvenes que nos pides cuidar.
Eres defensor de la vida, de un Dios que no se oculta
a los que buscan la verdad.

Pastor con color oveja que vas a las periferias
en busca de aquellos que necesitan más.
Vas mostrando con sencillez de vida
que anunciar a Cristo es amar a los demás.


 La buena nueva que nos traes, hoy nos desafía
 a que actuemos con verdad.

Gracias, Santo Padre,
mensajero de alegría y paz.
Gracias, Santo Padre,
por bendecir Paraguay.
(Interludio)

Peina nde ruguaiti kuña paraguaiete
Py’apy mbarete omupu’aáva ñanereta
Tupasy oñangareko ñanderehe
Ha Caacupe guive ñanderovasa.

La juventud paraguaya alegre y pujante 
hoy sale a las calles a anunciar a Jesús.
A hacer lío, nos dijiste, y aquí estamos,
querido Papa Francisco: somos tu juventud.

 Y siendo protagonistas, avanzando sin temores,
confiando en el Señor…

Gracias, Santo Padre,
mensajero de alegría y paz.
Gracias, Santo Padre,
por bendecir Paraguay.

Gracias, Santo Padre,
mensajero de alegría y paz.
Gracias, Santo Padre,
por bendecir Paraguay.



Comentario:

El himno, que da cuenta del bilingüismo paraguayo, comienza con la mención explícita de América del Sur, y alude implícitamente al Papa Francisco como legítimo Sucesor de Pedro, al llamarlo "apóstol del Señor".

La segunda estrofa menciona a Paraguay, el país visitado, y a los frutos de que es objeto por recibir al Vicario de Cristo.

Los niños, jóvenes y ancianos, especialmente amados por Francisco, son mencionados aquí como los elegidos para dar la bienvenida al Sumo Pontífice, en nombre de la nación.

El estribillo expresa la gratitud de los paraguayos por los dones de la alegría, la paz y la bendición de los que es portador el Santo Padre.

El himno suma los pobres -igualmente amados por el Papa- a los niños, jóvenes y ancianos mencionados anteriormente, y aplica a Francisco el elocuente epíteto de "defensor de la vida". Nos recuerda la exhortación del Pontífice a cuidar de los más débiles, y aegura la cercanía de Dios para los sedientos de verdad.

El texto rescata luego dos expresiones recurrentes en los discursos papales:
-"periferias", que es la metáfora preferida por Francisco para enseñarnos que el anuncio del Evangelio de Cristo ha de llegar hasta los confines más remotos del Planeta, y lo que es más importante aun, de la existencia del hombre, siempre amado por Dios.
-"pastor con olor a ovejas", es la otra metáfora con la que el Vicario de Cristo quiere expresar la actitud del verdadero pastor de Cristo, que debe vivir en medio del rebaño que se le ha encomendado, compartiendo sus tristezas y alegrías, y sirviéndole por amor a Dios.

El himno presenta, a continuación, a Francisco, como heraldo de la Buena  Nueva, que debe impulsarnos a la misión.

Una estrofa en guaraní integra esta cultura típica del país, y alude a la dulce Virgen de Caacupé, Madre de todos los paraguayos.

Después se menciona particularmente a la juventud paraguaya, evocando la inolvidable exhortación del Papa Bergoglio a los jóvenes argentinos, en el marco de la grandiosa Jornada Mundial de la Juventud de 2013 en Río de Janeiro: "Hacer lío".
La afirmación "¡somos tu juventud!" también es un eco de otro ya tradicional cántico de dichas Jornadas: "¡Ésta es la juventud del Papa!".
La juventud se presenta al Papa como aquella que quiere ser protagonista en la construcción de un nuevo mundo, sin temores y con la confianza puesta en el Señor.

La canción concluye con la doble repetición del estribillo.




9 de julio de 2015, (en Argentina), memoria litúrgica de Nuestra Señora de Itatí. Entrada dedicada a ella.

No hay comentarios:

Publicar un comentario