Buscar este blog

La verdadera Iglesia de Dios...

La verdadera Iglesia de Dios...

lunes, 24 de agosto de 2015

Guion: Domingo XXII del Tiempo Ordinario




Ciclo B

Inroducción

Hermanos, "la Iglesia actualiza, hace real, generación tras generación en los distintos rincones de nuestra Tierra, el Misterio del Pan de Vida. (...) Jesús quiere que participemos de su Vida, para que a través de nosotros se vaya multiplicando en la sociedad. No somos personas aisladas y separadas sino el Pueblo de la memoria actualizada y siempre entregada". (Misa de Apertura del V Congreso Eucarístico Nacional en Bolivia, el 9 de julio de 2015).
Estas palabras de Su Santidad Francisco nos instruyen acerca del Memorial de la Muerte y Resurrección de Jesús que celebramos en cada Misa.
Acojamos, de parte de las generaciones que nos precedieron, el Don de estos Santos Misterios; custodiémoslo celosamente, y celebrémoslo como manda la Iglesia, para transmitirlo a los que vendrán después de nosotros.


Liturgia de la Palabra

Primera lectura: Deut. 4, 1-2. 6-8

El santo profeta Moisés* exhorta al Pueblo de Dios a cumplir los Mandamientos. A cambio, el Señor promete sabiduría y prudencia.

Segunda lectura: Sant. 1, 17-18. 21b-22. 27

El apóstol Santiago nos invita a escuchar y a poner en práctica la Palabra de Dios.

Evangelio: Mc. 7, 1-8. 14-15. 21-23

A la luz de la página evangélica que vamos a escuchar a continuación, debemos examinar y reconocer cuánto de hipocresía hay en cada uno de nosotros, y pedir a Dios que ilumine nuestro corazón para ser cristianos más auténticos y comprometidos


Oración de los fieles

R. Padre de los astros, ilumínanos.

-Por la unidad de todos los miembros de la Iglesia en torno al Vicario de Cristo.

-Por la perseverancia de los sagrados ministros en la fe y en la comunión con la Iglesia. R. 

-Por la paz de los países que son víctimas de conflictos bélicos. R.

-Por la pureza de los niños y jóvenes. R.

-Por la plena recuperación de las víctimas de la explotación y del abuso en cualquiera de sus formas. R.

-Por la rehabilitación y reinserción n la sociedad de los hermanos privados de la libertad. R.

-Por la conversión de los que han incurrido en la herejía, el cisma o la apostasía. R.

-Por la liberación de las Almas del Purgatorio. R.


A continuación, se propone como oración conclusiva de las preces una colecta alternativa a la de este domingo, tomada de la edición italiana del Misal Romano y traducida al castellano. Se reemplaza la conclusión trinitaria larga, propia de toda colecta, por la breve, típica de las demás oraciones litúrgicas:

"Guarda, oh, Padre, al pueblo cristiano reunido en el día memorial de la Pascua, y haz que la alabanza de nuestros labios resuene en lo profundo del corazón; que tu Palabra, sembrada en nosotros, santifique y renueve toda nuestra vida. Por Jesucristo, nuestro Señor. Amén".

Ofertorio

Junto a las ofrendas de pan y vino, pongamos idealmente en el Altar los esfuerzos por vencer las dificultades que diariamente encontramos en el camino y que obstaculizan nuestra fidelidad a los Mandamientos del Decálogo.


Comunión

Que la Comunión eucarística que estamos por realizar nos conceda una vivencia cada vez más auténtica y profunda de la fe, lejos de toda hipocresía, soberbia o vanagloria.


Despedida

El Dios de toda bendición, que en esta celebración nos ha dado a su Hijo como Alimento salvador, nos conserve en la fidelidad a su Alianza.


24 de agosto de 2015, fiesta de San Bartolomé, apóstol. Entrada dedicada a él.
18° aniversario de la Misa de Clausura de la XII Jornada Mundial de la Juventud, presidida en París por San Juan Pablo II.


San Juan Pablo II en la Apertura de la XII JMJ


*Moisés es uno de los justos del Antiguo Testamento considerados como santo. El Martyrologium Romanum actual hace conmemoración de él el 4 de septiembre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario