Buscar este blog

La verdadera Iglesia de Dios...

La verdadera Iglesia de Dios...

miércoles, 8 de marzo de 2017

Santo Tomás de Aquino, presbítero y doctor de la Iglesia: himnos litúrgicos



La Orden de Predicadores celebra al gran santo Tomás de Aquino con el grado litúrgico de  "fiesta", en algunos lugares, el mismo día 28 de enero, fecha en que está inscripto en el Calendario universal (como "memoria obligatoria"), y en otros, por concesión de la Santa Sede, en la antigua fecha del 7 de marzo, aniversario de la muerte terrena del santo (+1274). Estos son los himnos litúrgicos propios de la Orden, en la Liturgia de las Horas:


Oficio de lectura

Oh, Tomás, luz de la Iglesia,
su adorno resplandeciente,
danos en gracias divinas
el canto que te ofrecemos.

Con corazón puro y simple,
con luz sin par en tu mente,
viste, feliz como nadie,
de Dios la gloria celeste.

Escrutaste con tu ingenio,
de Dios, secretos arcanos,
y a los hombres nos has dado
su verdad ya para siempre.

Lo que ya la mente intuye,
cuanto revela el Espíritu,
expones en tus escritos
con la aprobación de Cristo.

Manso, callado e inocente,
gozando la unión con Dios,
brillas entre los doctores
como el sol más luminoso.

A la Trinidad sea honor,
a Ella, mediante tu ayuda,
queremos ver para siempre,
alabándola en su gloria. Amén.


Laudes

Oh, Verbo Eterno, Esplendor del Padre,
que la luz y bondad del mundo hiciste,
a Ti elevamos gozosos un canto de alabanza.

Diste a tu Iglesia una radiante estrella
y nutres con el pan de la verdad
a quienes en Tomás, doctrina sana
y luz encuentran.

Vivió en pureza y con el alma limpia,
y esto dio a su ingenio tales alas,
que en verdad, su vuelo parecía
como de un ángel.

No menos resplandece nuestro hermano
que la brillante luna entre los astros.
Él es para nosotros, gloria excelsa
y ejemplo vivo.

Admirando el caudal de la doctrina
que este doctor venerable dio al orbe,
deseamos que él nos lleve a tu verdad
con sus plegarias.

Que en compañía de Tomás por siempre
glorifiquemos al Padre y al Amor,
y a Ti, oh, Cristo, allí donde, Sol único,
brillas por siempre. Amén.


Vísperas

Con elogios merecidos te ensalzamos
los que en ti vemos un heraldo divino,
pues tú, Tomás, ofreciste al mundo luces
de santo y puro manantial.

Te enaltece una integridad de vida
semejante en su pureza a la de un ángel.
Ya gozoso, el Rostro del Señor contemplas,
sin término, para siempre.

Desechando la nobleza y heredades,
sigues en humildad la senda de la Cruz,
amando su aspereza, y solo su gloria
buscas con entrega plena.

Tú que eres de la estirpe humana honor y prez,
enseña hoy al mundo la sana doctrina.
Haz que los hombres, la castidad buscando,
sigamos la ley de Cristo.

Siempre alabanzas la Trinidad reciba
pues a tan altos honores te ha elevado,
y que a nosotros nos haga partícipes
contigo de su misma paz. Amén.




7 de marzo de 2017, en algunos lugares, la Orden de Predicadores celebra la fiesta de santo Tomás de Aquino, presbítero y doctor de la Iglesia. Entrada dedicada a él.
(Última actualización de la entrada: 08/03/17).


Imagen relacionada

No hay comentarios:

Publicar un comentario