Buscar este blog

La verdadera Iglesia de Dios...

La verdadera Iglesia de Dios...

viernes, 9 de junio de 2017

Beata Ana María Taigi, madre de familia: himnos litúrgicos


Imagen relacionada


La Congregación de la Santísima Trinidad celebra el 9 de junio la memoria obligatoria de la patrona de su Tercera Orden, la beata Ana María Taigi, a la que le dedica los siguientes himnos: 


Oficio de lecturas
 
Mujer digna de alabanza
por los méritos ilustres,
el reinar hoy con los ángeles
ganó con santas costumbres.
 
Ella se mantuvo firme
a Dios rogando piadosa,
con lágrimas, con ayunos
y con vigilias devotas.
 
Despreció glorias del mundo,
tuvo siempre pura el alma
y voló sobre los astros
con santidad consumada.
 
Con actos de santidad
la que enriqueció su casa,
hoy se alegra con los premios
en la celestial Morada.
 
Alabanza al Trino y Uno,
el cual, por los ruegos de ella,
al final de este camino
nos dé la Ciudad eterna. Amén. 


Laudes

De Ana María al nombre,
gloria de Siena, demos,
junto con Roma, la enhorabuena.
Nuestros acentos,
junto con los aplausos,
rasguen los vientos.
 
Alabemos unidos
su fortaleza,
que entre los otros santos
brilla su estrella.
Nadie se asombre,
que su vigor es tanto
como el de un hombre.
 
De muchacha sirviendo
suda que suda,
a sus humildes padres
les presta ayuda.
Siendo casada,
aguanta del marido
las destemplanzas.
 
En madre convertida,
con buen talante,
hace ser a sus hijos
de Dios amantes.
Fiel y piadosa,
es maestra de madres
como de esposas.
 
Queriendo en las virtudes
ser la primera,
abraza del Dios Trino
la Orden Tercera.
Y su morada
en claustro penitente
ve transformada.
 
Por el amor de Cristo
se siente herida
y en las cosas celestes
siempre medita.
Con sus desvelos
en dádivas trocados,
vuela a los cielos.
 
Desde aquella Morada,
que fiel acuda
y a sus patrocinados
nos preste ayuda.
Noble matrona,
de familias cristianas
sé la patrona.
 
Al Dios que es Uno y Trino
la gloria sea,
que da siempre a los débiles
su fortaleza.
Tras la victoria,
a los que aquí luchamos
nos dé la gloria. Amén.


Vísperas
 


Cantos digamos de expresivas voces,
Cristo, a tu sierva, la que en fortaleza
émula fue de la que el Libro Santo
dice alabanzas.
 
Viva fe tuvo y un amor ardiente
a Dios, que es fuente de las buenas obras
de la cual el amor por los hermanos
brota espontáneo.
 
Méritos suyos, buen Jesús, te muevan
a perdonar nuestras pasadas culpas,
para cantarte con el labio limpio
justa alabanza.
 
Sean la gloria y el poder al Padre,
sean al Hijo la alabanza y gloria,
lo mismo que al Espíritu Paráclito,
ahora y siempre. Amén.
 
II 

Beata Ana María:
de cristianos dechado;
para nuestro laicado
eres modelo y guía. 

Si Dios te bendecía
con toda bendición,
tu noble corazón
en constante vigilia
construyó la familia
con Dios en comunión.
 
Madre santa y esposa,
tu vida trinitaria
se funde con la diaria
de mujer hacendosa. 

Hondamente piadosa,
junto a la Trinidad
crece tu caridad;
y abrazas con tus manos
a Dios y a los hermanos
en íntima unidad.
 
Contigo al Uno y Trino
gloria y honor cantamos;
contigo Lo adoramos
ya al ir por el camino
hacia nuestro destino. 

Por siempre Lo amaremos,
y allí contemplaremos
la Divina Hermosura;
gustando su dulzura
por siempre viviremos. 

Gloria al Padre, y al Hijo, 
y al Espíritu, por los siglos 
de los siglos. Amén. 


9 de junio de 2017, en la Orden trinitaria, memoria litúrgica de la beata Ana María Taigi, madre de familia. Entrada dedicada a ella.


 


No hay comentarios:

Publicar un comentario