Buscar este blog

La verdadera Iglesia de Dios...

La verdadera Iglesia de Dios...

sábado, 9 de junio de 2012

50° Congreso Eucarístico Internacional

El 17 de junio es la Clausura de este magno evento eclesial. Ese día el legado papal presidirá la Solemne Eucaristía Statio orbis, como se le llama a la Misa conclusiva de todo Congreso Eucarístico Internacional. Esta expresión latina quiere evocar la realidad de que todos los creyentes del Planeta participan espiritualmente en esa Misa, y se ven enriquecidos con los frutos de estos intensos días eucarísticos.




Oración oficial

Señor Jesús,
Tú fuiste enviado por el Padre
para reunir a todos los que estaban perdidos
y viniste a nosotros haciendo el bien, curando
y anunciando la Palabra de salvación,
Tú nos das el Pan que dura para siempre;
sé nuestro compañero de camino
mientras peregrinamos por la vida
Que tu Espíritu Santo encienda nuestros corazones,
avive nuestra esperanza y abra nuestra mente
para que junto con nuestros hermanos y hermanas en la fe
podamos reconocerte en las Escrituras
y en el partir del Pan.
Que tu Santo Espíritu nos vaya transformando
en un solo cuerpo,
que nos guie para que caminemos humildemente
en justicia y con amor
siendo testigos de tu Resurrección.
Bendición, honor y a gloria sean dadas al Padre
por Ti en el Espíritu Santo y en la Iglesia
en comunión con María,
que nos fue dada como Madre al pie de la cruz.
Bendición, honor y gloria
ahora y por siempre.
Amen.

 

San Pascual Bailón, patrono 
de los Congresos Eucarísticos.

 Himno Oficial del Congreso:

Aunque somos muchos (Bernard Sexton)


Aunque somos muchos, somos un solo cuerpo,
Venimos a compartir este Pan de Vida;
Copa de la salvación, compartida entre todas las naciones,
nuestro Alimento ahora y siempre.


1. Nos reunimos en este lugar
alrededor de la mesa del Señor.
La presencia de Cristo y su Palabra Viva.
se revelan
en nuestra comunión.

2. Ahora recuerda nuestra comunión
la muerte y resurrección de Cristo.
Este Sacrificio vivo
es nuestra salvación ahora y siempre.

3. Y a través de esta Eucaristía compartida
somos la Iglesia viva.
Somos testigos del amor de Cristo
Su cuerpo vivo activo en nuestro mundo.

4. Este Pan une a los bautizados
que son llamados a esta gran fiesta.
La fiesta, un signo del amor de Dios,
una gran comunión con los 
santos que nos precedieron.

5. Y cuando nos vayamos de aquí hoy
con un corazón renovado en la alegría,
Nutridos, nos abrazaremos, y asumiremos
 el reto de vivir la vocación cristiana.

6. Como Patricio, profeta de la antigüedad, que
recorrió el camino que pisamos hoy en día,
para proclamar la Buena Nueva
y compartir el mensaje de vivir con alegría.


 10 de junio, solemnidad del Santísimo Cuerpo y de la Preciosa Sangre del Señor.
Apertura del 50° Congreso Eucarístico Internacional. Dublín, Irlanda.

No hay comentarios:

Publicar un comentario