Buscar este blog

La verdadera Iglesia de Dios...

La verdadera Iglesia de Dios...


domingo, 15 de septiembre de 2019

Letanías de los Dolores de María Santísima


 


A continuación, se republican estas letanías encontradas en algunos devocionarios y páginas de la red, a los efectos de difundir más la devoción a la Santísima Virgen de los Dolores. Sería oportuno recitarlas alguna vez (o mejor, cantarlas), como alternativa a las lauretanas, al final del rezo del Santo Rosario, o como conclusión de la Coronilla a la Dolorosa, sobre todo en la novena y/o memoria litúrgica de Nuestra Señora de los Dolores, (15/9), o en la Conmemoración de Santa María junto a la Cruz, que en muchos países se celebra  el viernes que precede al Domingo de Ramos:


LETANÍAS

Señor ten piedad de nosotros.
Cristo ten piedad de nosotros
Señor ten piedad de nosotros

Jesucristo, óyenos
Jesucristo, escúchanos

Dios Padre Celestial, ten piedad de nosotros.
Dios Hijo, Redentor del mundo,
Dios Espíritu Santo,
Santísima Trinidad, un solo Dios,

Santa María, ruega por nosotros (en adelante, a cada súplica mariana se responde así)
Santa Madre de Dios,
Santa Virgen de las vírgenes,
Madre Crucificada,
Madre Dolorosa,
Madre lacrimosa,
Madre aflicta,
Madre abandonada,
Madre desolada,
Madre despojada de su Hijo,
Madre traspasada por la espada,
Madre consumida por el infortunio,
Madre repleta de angustias,
Madre con el corazón clavado a la Cruz,
Madre tristísima,
Fuente de lágrimas,
Auge del sufrimiento,
Espejo de paciencia,
Roca de constancia,
Áncora de confianza,
Refugio de los desamparados,
Escudo de los oprimidos,
Vencedora de los incrédulos,
Consuelo de los miserables,
Remedio de los enfermos,
Fortaleza de los flacos,
Puerto de los náufragos,
Bonanza en las borrascas,
Recurso de los afligidos,
Terror de los que arman celadas,
Tesoro de los fieles,
Vista de los profetas,
Báculo de los apóstoles,
Corona de los mártires,
Luz de los que viven su fe,
Perla de las vírgenes,
Consolación de las viudas,
Alegría de todos los Santos,

Cordero de Dios, que quitas los pecados del mundo, perdónanos Señor
Cordero de Dios, que quitas los pecados del mundo, escúchanos, Señor
Cordero de Dios, que quitas los pecados del mundo, ten piedad de nosotros

Oración

Santísima Virgen Dolorosa, vela por nosotros, defiéndenos, presérvanos de todas las angustias, por la virtud de Jesucristo, nuestro Señor. Amén

Imprime, Señora, tus llagas en mi corazón, para que en ellas recoja dolor y amor: dolor, para soportar por ti todos los dolores, amor, para despreciar por ti todos los amores. Amén.


15 de septiembre de 2019, domingo XXIV del Tiempo Ordinario.
Entrada dedicada a Jesucristo, Varón de Dolores, y a su Madre y nuestra Señora, la Virgen Dolorosa.

viernes, 30 de agosto de 2019

El concepto litúrgico de "Común"




Todos los santos incluidos en el Calendario Romano General como así también los de los particulares, poseen, tanto en el Misal Romano como en la Liturgia de las Horas, más o menos textos bíblicos y eucológicos asignados para su celebración. Algunos solamente cuentan con la "oración colecta" que, oficialmente, se hace pública con el decreto de beatificación. La Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos, a la que atañe este tema, aprueba también, aparte de la primera lectura bíblica, una segunda patrística, hagiográfica o pontificia para el Oficio en la Liturgia de las Horas. Son los textos que se ofrecen a todo elegido cuando es beatificado.

La atribución de más textos propios depende de numerosos factores. Entre otros, podemos enumerar: la redacción por parte de las personas interesadas; la solicitud de aprobación de la mencionada Congregación seguida de su nihil obstat (dictamen breve, público y escrito de la aprobación); el grado o rango litúrgico que se le atribuye a la celebración del nuevo beato, grado que podrá (o no) ser mayor si se le concede algún patrocinio o titularidad. 

Para profundizar sobre los "grados" litúrgicos, consultar las entradas referidas a la memorias, fiestas y solemnidades.

El Martirologio Romano es el libro litúrgico que contiene la nómina completa de todos los beatos y santos a los que la Iglesia rinde culto oficial. Por obvias razones, esa nómina aumenta con cada beatificación. Allí estos intercesores están inscriptos en cada uno de los días del año en la fecha en que acaeció su muerte terrenal. La gran cantidad de nombres reportados, (que incluye santos del Antiguo Testamento), supera ampliamente a los que figuran en el Calendario Romano. En los días de feria de este, la liturgia posibilita celebrar a cualesquiera santos o beatos que se hallen inscriptos en aquel libro. Y como la mayoría de ellos carece de todos o de varios textos propios, la Iglesia, a lo largo de los siglos, ha compuesto e ido enriqueciendo un conjunto de formularios  eucológicos "modelo", los cuales, combinados con una iluminadora selección de textos bíblicos, ponen de relieve las características peculiares de la santidad manifestadas en diversas categorías o grupos de elegidos. Al conjunto de esos formularios distribuidos en categorías, se le llama "Común", y se  emplea para celebrar en la Misa o la Liturgia de las Horas a los santos y beatos que carecen total o parcialmente de textos propios.

Como los sacramentos, "siete" son las acepciones que el Diccionario de la Real Academia Española ofrece del vocablo "común". El concepto litúrgico "Común" puede asociarse a la sexta de ellas: "comunidad, generalidad de personas".

Efectivamente, la liturgia actual, recogiendo, adaptando y sistematizando la herencia de épocas pasadas, ha categorizado el elenco de santos y beatos, distribuyéndolos en grupos bien definidos, de manera que nadie quede excluido:


Las categorías de santos

Así, después de las Divinas Personas de la Trinidad y antes que todos los demás santos, veneramos a la Santísima Virgen María, Madre de Dios, que por su incomparable dignidad, constituye por sí misma una sola categoría. Le siguen los santos Espíritus bienaventurados, de los que la teología católica, basándose en el dato bíblico, reconoce nueve Coros, distribuidos en tres jerarquías: Primera jerarquía: 1. serafines, 2. querubines, 3. tronos; segunda jerarquía: 4. dominaciones, 5. virtudes, 6. potestades; tercera jerarquía: 7. principados;   8. arcángeles, 9. ángeles. Solo conocemos, por las Sagradas Escrituras, los nombres personales de tres arcángeles (tercera jerarquía, octavo coro). Ellos son: Miguel, Gabriel y Rafael. Estos y los ángeles custodios gozan de culto litúrgico preferencial y están inscriptos en el Calendario Romano. Algunos países conservan todavía en sus calendarios particulares la festividad del "Santo Ángel Custodio de la Nación", el cual, pertenece al Coro de los Principados. A los santos ángeles, siguen los patriarcas, los profetas, los apóstoles, los discípulos del Señor, los mártires, los pastores, los doctores, las vírgenes, los religiosos, los santos varones y las santas mujeres, que son aquellos que no se incluyen en las categorías anteriores, y que, a su vez, se distribuyen en subcategorías.

De las categorías mencionadas anteriormente, a la hora de elaborar los formularios de los respectivos "Comunes",  se han elegido unas, se han redistribuido otras, y ha quedado una lista puntual que, bajo el título de Communia, recoge el original en latín de la tercera edición del Misal Romano y la Liturgia de las Horas. Las transcribo a continuación:


Commune Dedicationis Ecclesiae: Para el Común de la Dedicación de una iglesia


Como la Dedicación de una Iglesia y la celebración de su aniversario se consideran "festividades del Señor", este "Común" encabeza la lista. El formulario se emplea en los aniversarios de Dedicación de iglesias, especialmente -en Roma y fuera de ella- ,en la fiesta de la Dedicación de la Basílica de San Juan de Letrán, Catedral del Papa (09/11) y en la de San Pablo extramuros. No así en los aniversarios de Dedicación de las otras dos basílicas papales, también inscriptas en el Calendario Romano general.

En efecto, la Basílica de San Pedro cuenta solo en ella con Misa propia para su aniversario (18/11). Para el aniversario de la Basílica de Santa María la Mayor (05/08), se emplea el "Común de la Santísima Virgen". Para el de las de San Pedro y San Pablo, que fuera de Roma se celebran juntas el mismo 18/11, se emplea el "Común de los Apóstoles".


Commune Beatae Mariae Virginis: Para el Común de Santa María Virgen

Se trata de varios formularios compuestos para festividades marianas no inscriptas en el Calendario Romano general y que carezcan de textos propios (sobre todo en los calendarios particulares). También suele emplearse para las memorias marianas de ese Calendario que, por razón de titularidad o patrocinio, deban celebrarse con un rango superior, o para las que el sacerdote desee celebrar de manera más propia, por razones pastorales.

El libro litúrgico "Misas de la Virgen", que data de finales de los años 80 del pasado siglo XX, enriqueció sobremanera la liturgia mariana. Cuenta con formularios completos distribuidos de acuerdo con los tiempos litúrgicos. Puede ser un recurso bastante aconsejable como alternativa al respectivo "Común". De hecho, algunos formularios de dicho "Común" son los de aquella obra.


Volviendo a las categorías arriba nombradas, debemos aclarar que no existe un "Común de ángeles" por el hecho de que son solamente dos las festividades dedicadas a ellos en el Calendario Romano general: la fiesta de los tres arcángeles supramencionados, en la que la Iglesia, aparte de ellos, rinde culto a todos en general (29/09), y la de los ángeles custodios (02/10). Sí hay Misa votiva y Prefacio de los santos ángeles.

Tampoco hay "Común de patriarcas" ni de "Profetas", que son santos del Antiguo Testamento, o bien porque las regiones o Familias religiosas que les rinden culto tienen sus propios formularios ya aprobados por la Santa Sede -los carmelitas, por ejemplo, tienen textos propios para los profetas Elías (20/07) y Eliseo (14/06)-, o bien porque ambas categorías de santos pueden incluirse en la más abajo consignada de los santos en general.


Commune Apostolorum: Para el Común de apóstoles

En esta categoría se incluyen formularios generales que deben emplearse para las fiestas de los apóstoles y evangelistas que carezcan de determinados textos propios; también pueden emplearse en las Misas votivas de uno o más apóstoles, de todos ellos en general o de los evangelistas.


Commune Martyrum: Para el Común de mártires

Se debe emplear en las solemnidades y fiestas de uno/a o más mártires y puede emplearse en las memorias de ellos, sobre todo cuando deban celebrarse con un rango superior. También puede emplearse cuando se desee celebrar a uno/a o más mártires inscriptos/as en el Martirologio.


Commune Pastorum: Para el Común de pastores

Se debe emplear en las solemnidades y fiestas de Papas, obispos, abades y presbíteros, (elevadas a esos rangos por razones de titularidad o patrocinio, o por ser fundadores), y puede emplearse en las memorias de ellos. También cuando se desee celebrar a uno o más de ellos inscriptos en el Martirologio.


Commune Doctorum: Para el Común de doctores

Se debe emplear en las solemnidades y fiestas de uno/a o más doctores/as -cuyo número es limitado, aunque siempre abierto-, (elevadas a esos rangos por razones de titularidad o patrocinio), y puede emplearse en las memorias de ellos, sobre todo cuando deban celebrarse con un rango superior. También puede emplearse cuando se desee celebrar a uno/a o más mártir/es inscriptos/as en el Martirologio pero no en el Calendario Romano general (como los doctores de relativamente reciente proclamación: Juan de Ávila, Hildegarda de Bingen y Gregorio Narek). Los doctores de la Iglesia también son en su mayoría pastores, por lo que en este "Común" se remite muchas veces al de Pastores.


Commune Virginum: Para el Común de vírgenes

Se debe emplear en las solemnidades y fiestas de santas vírgenes, (elevadas a esos rangos por razones de titularidad o patrocinio, o por ser fundadoras), y puede emplearse en sus memorias. También cuando se desee celebrar a una o más de ellas inscriptas en el Martirologio. Hay textos especiales para cuando, aparte de ser vírgenes, hayan sido mártires.


Commune sanctorum et sanctarum: Para el Común de santos y santas

Esta categoría, que incluye a todos los santos y santas que no integren las anteriores, se divide en subcategorías:

I Pro omnibus sanctorum ordinibus: Para todos los santos en general

a) Pro pluribus sanctis: Para muchos santos (cuatro formularios)
b) Pro un sancto: Para un santo (dos formularios)

II Pro monachis et religiosis: Para monjes y religiosos

  a) Pro abbate: Para un abad (o abadesa)
  b) Pro monacho: Para un monje
  c) Pro moniali: Para una religiosa
  d) Pro religiosis: Para (varios) religiosos (dos formularios)

III Pro iis quo opera misericordiae exercuerunt: Para aquellos que se han ejercitado en las obras de misericordia (varones o mujeres)

IV Pro educatoribus: Para educadores (varones o mujeres)

Pro sanctis mulieribus: Para santas mujeres (dos formularios)


En síntesis, cada santo o beato del Martirologio Romano se puede inscribir en alguna/s de esta/s categoría/s cuando, de acuerdo con lo dicho antes, se deba o se quiera celebrar de manera más propia, con textos bíblicos y eucológicos, en los días feriales. Esto es válido no solamente para la Misa sino también para la Liturgia de las Horas.


30 de agosto de 2019, en Latinoamérica, fiesta de la patrona de esta región, santa Rosa de Lima, virgen. (En el Calendario Romano general se inscribe el 23 de agosto).
Entrada dedicada a ella.

jueves, 15 de agosto de 2019

Letanías a la Asunción de la Santísima Virgen María


 
 

Las siguientes letanías, de la autoría de este blog, pueden emplearse en la devoción privada:


LETANÍAS

Señor, ten piedad
Cristo, ten piedad
Señor, ten piedad

Cristo, óyenos
Cristo, escúchanos

 
Dios Padre Celestial, ten piedad
(en las tres invocaciones siguientes se repite esta respuesta porque se trata de las Divinas Personas)
Dios Hijo Redentor del mundo,
Dios Espíritu Santo,
Santa Trinidad, Único Dios,
 
Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros
(esta súplica se repite en cada invocación mariana)
Santa Virgen de las vírgenes,


Nuestra Señora de la santa Dormición,
Nuestra Señora de la gloriosa Asunción,

Madre del Verbo de Vida,
Madre de la Luz verdadera,
Madre del Rey de la gloria,
Madre del Amor hermoso,
Madre de la santa esperanza,

Virgen desde antiguo predestinada,
Virgen claramente profetizada,
Virgen ardientemente esperada,
Virgen llena de gracia,
Virgen siempre Inmaculada,
Virgen en la gracia de Dios dormida,
Virgen por el poder de Dios resucitada,
Virgen por voluntad de Dios asunta en cuerpo y alma al Cielo,
Virgen con beneplácito de Dios coronada como Reina,

Reina glorificada por Dios Trinidad,

Reina de los nueve Coros de Ángeles,
Reina excelsa y soberana,
Reina de omnipotente súplica,
Reina revestida del Sol naciente,
Reina con la luna a sus pies,
Reina con diadema de doce estrellas en la cabeza,
Reina ensalzada por todas las generaciones,

Pozo de agua viva para los sedientos,
Edén de manjares para los hambrientos,
Cándida Luna, fiel reflejo del Sol de Vida,
Alba que precede al Día sin ocaso,
Arca poderosa de la Alianza definitiva,
Cesto impecable del Pan verdadero,
Cáliz precioso de la Sangre redentora,
Suma belleza de la creación,
Licor exquisito que extasía a los bienaventurados,
Ave benéfica cuyas alas cubren el universo,
Permanente abrazo de Cristo a la humanidad,
Palacio divino e inexpugnable,

Destrísima vencedora de los combates,
Acta perpetua de la derrota del Maligno,
Árbol del Fruto de la Vida, en la Jerusalén Celestial,
Trono esplendoroso del Supremo Legislador,
Lucero inextinguible en el firmamento de la historia,

Candela de piedad, encendida en la noche del mundo,
Haz de luz resplandeciente que atraviesa los siglos,
Grandiosa herencia de tiempos remotos,

Honra suprema de nuestra raza,
Segura tienda de campaña en tiempos adversos,
Primer fruto de la creación redimida,
Esperanzador espejo de la gloria futura, 


Santa María, cuna y altar del Cordero de Dios,

Cordero de Dios que quitas los pecados del mundo, perdónanos, Señor
Cordero de Dios que quitas los pecados del mundo, escúchanos, Señor
Cordero de Dios que quitas los pecados del mundo, ten piedad de nosotros

V. Levántate, Señor y entra en el lugar de tu reposo. 
R. Tú y tu Arca poderosa". (Sal. 132, 8).

Oración
 
"Dios, que has querido santificar el corazón del mes de agosto con la antiquísima solemnidad de la Asunción de la gloriosa siempre Virgen María en cuerpo y alma al Cielo, concédenos, a quienes nos has revelado este sagrado misterio en la Tierra, aspirar a los bienes celestiales, en donde tu bendita Madre, nos ha precedido. Que vives y reinas por los siglos de los siglos. Amén".


15 de agosto de 2019, solemnidad de la Asunción de la Santísima Virgen María.
Entrada dedicada a ella.

jueves, 8 de agosto de 2019

Letanías a santo Domingo de Guzmán


 


Las siguientes Litanies de Saint Dominique, tomadas de una página en francés (cf. infra*), han sido traducidas al español, y pueden emplearse en la devoción privada:


LETANÍAS

Señor, ten piedad
Cristo, ten piedad
Señor, ten piedad

Cristo, óyenos
Cristo, escúchanos

 
Dios Padre Celestial, ten piedad
(en las tres invocaciones siguientes se repite esta respuesta porque se trata de las Divinas Personas)
Dios Hijo Redentor del mundo,
Dios Espíritu Santo,
Santa Trinidad, Único Dios, 

Santa María,
Santa Madre de Dios, 
Santa Virgen de las vírgenes,

Santo Domingo, nuestro augusto padre,
Santo Domingo, astro de la Iglesia,
Santo Domingo, luz del mundo,
Santo Domingo, antorcha de la gracia,
Santo Domingo, rosa de paciencia,
Santo Domingo, sediento de la salvación de las almas, 
Santo Domingo, deseoso del martirio,
Santo Domingo, gran director de almas,
Santo Domingo, hombre del Evangelio,
Santo Domingo, doctor de la verdad,
Santo Domingo, marfil de castidad,
Santo Domingo, varón de corazón verdaderamente apostólico,
Santo Domingo, pobre en bienes de la fortuna (mundanos),
Santo Domingo, rico en la pobreza de tu vida,
Santo Domingo, celoso por la salvación de los pecadores,
Santo Domingo, trompeta del Evangelio,
Santo Domingo, heraldo celestial,
Santo Domingo, modelo de abstinencia,
Santo Domingo, sal de la tierra,
Santo Domingo, sol resplandeciente en el Templo de Dios,
Santo Domingo, modelado por la Gracia Divina,
Santo Domingo, revestido de manto real,
Santo Domingo, flor deslumbrante en los jardines de la Iglesia,
Santo Domingo, que rociaste la tierra con tu sangre preciosa,
Santo Domingo, provisión de trigo en los graneros celestes,
Santo Domingo, que resplandeces entre las vírgenes,
Santo Domingo, líder y padre de la Orden de Predicadores,
 
Cordero de Dios que quitas los pecados del mundo, perdónanos, Señor
Cordero de Dios que quitas los pecados del mundo, escúchanos, Señor
Cordero de Dios que quitas los pecados del mundo, ten piedad de nosotros

 
V. Ruega por nosotros, Santo Domingo.
R. Para que en la hora de la muerte seamos recibidos contigo en el Cielo y alcancemos las promesas de Cristo.
 
Oración
 
"Dios todopoderoso, te suplicamos que la protección de santo Domingo, tu siervo, reconforte a quienes somos oprimidos bajo el yugo de nuestros pecados. Por Jesucristo, nuestro Señor. Amén". 
 
 
 
  
8 de agosto de 2019, memoria litúrgica de santo Domingo de Guzmán, presbítero.
Entrada dedicada a él.
       

martes, 6 de agosto de 2019

Letanías de la Transfiguración del Señor




Las siguientes letanías, de la autoría de este blog, se refieren al misterio luminoso de la Transfiguración del Señor, y pueden emplearse en la devoción privada:


LETANÍAS

Señor, ten piedad
Cristo, ten piedad
Señor, ten piedad

Dios Padre Celestial, ten piedad (en adelante, se responde de la misma manera)
Dios Hijo Redentor del mundo,
Dios Espíritu Santo Paráclito,

Cristo, óyenos
Cristo, escúchanos

Jesucristo, verdadero Dios y verdadero hombre, ten piedad (en adelante, se responde de la misma manera)
Palabra eterna y creadora,
Dios de Dios,
Luz de luz, 
Hijo del Padre de las luces,
Esplendor de la gloria del Padre,
Prez de la Luz paterna,
Generoso Dador del Espíritu Santo,
Luz verdadera que ha venido al mundo,
Luz a la que los suyos rechazaron,
Luz para iluminar a las naciones,
Luz que brilla en medio de las tinieblas, 
Día sin ocaso,

Sol de justicia,
Sol que naces de lo alto,
Sol que iluminas a los que viven en la oscuridad de la muerte,
Sol radiante de la Pascua,
Sol de vida nueva,

Mesías prometido por el Altísimo, 
Mesías implorado por los patriarcas,
Mesías anunciado por los profetas,
Mesías esperado por los pobres,
Mesías nacido de María Virgen, 

Deseado de las gentes,
Antorcha de la Nueva Jerusalén,
Fuego todopoderoso que consume todo vicio,
Tea incandescente de infinito amor,
Astro refulgente del Monte Tabor,

Jesús, transfigurado ante Pedro, Santiago y Juan,
Jesús transfigurado, resplandeciente con níveas vestiduras, 
Jesús transfigurado, reconocido como Mesías por Moisés y Elías,
Jesús transfigurado, testificado por el Padre de la gloria,
Jesús transfigurado, en Quien el Padre se complace,
Jesús transfigurado, a Quien el Padre nos manda escuchar,
Jesús transfigurado, nuevo Moisés y Supremo Legislador,
Jesús transfigurado, nuevo Elías, adorado por ardientes serafines,
Jesús transfigurado, preludio de la victoria pascual,
Jesús transfigurado, suma constelación de gracias,
Jesús transfigurado, manto viviente de los auténticos cristianos, 
Jesús transfigurado, sanación de los enfermos,
Jesús transfigurado, dulce compañía de los afligidos,
Jesús transfigurado, tesoro precioso de los pobres,
Jesús transfigurado, lámpara de los agonizantes, 
Jesús transfigurado, esperanza de las Almas del Purgatorio, 
Jesús transfigurado, único anhelo de los bienaventurados,
Jesús transfigurado, áurea corona de todos los santos,

Cordero de Dios que quitas los pecados del mundo, perdónanos, Señor
Cordero de Dios que quitas los pecados del mundo, escúchanos, Señor
Cordero de Dios que quitas los pecados del mundo, ten piedad de nosotros

Oración

"Señor Jesucristo, Lucero Eterno, engendrado antes que el alba y concebido como hombre en el tiempo: Tú que te transfiguraste en el Monte santo, socorre a los que peregrinamos a tientas en medio de las tinieblas de la hora presente; acrecienta nuestra fe en Ti, para que como Pedro, Santiago y Juan, seamos alcanzados por los rayos de tu gloria y podamos reflejarlos siempre y en todas partes. Que vives y reinas con tu Padre y el Espíritu Santo, por los siglos de los siglos. Amén".


6 de agosto de 2019, fiesta de la Transfiguración del Señor.
Entrada dedicada a Jesús, revestido de luz en el Monte Tabor.


viernes, 2 de agosto de 2019

Prefacio propio de san Eusebio de Vercelli




Cada 2 de agosto, el Calendario general propone la memoria facultativa de san eusebio de Vercelli, el primer obispo conocido del norte de Italia.
El siguiente Prefacio, traducido del italiano, es el empleado en la arquidiócesis de Vercelli, que reconoce a san Eusebio como su celestial patrono, y lo celebra con el rango litúrgico de "solemnidad".


PREFACIO

V. El Señor esté con ustedes
R. Y con tu espíritu. 

V. Levantemos el corazón.
R. Lo tenemos levantado hacia el Señor. 

V. Demos gracias al Señor, nuestro Dios.
R. Es justo y necesario. 


Realmente es justo y necesario,
es nuestro deber y salvación,
darte gracias siempre y en todo lugar,
Padre Santo,
Dios todopoderoso y eterno,
por Jesucristo, nuestro Señor.

En la estupenda constancia de san Eusebio
brilla un resplandor de tu fuerza:
sobre el fundamento de los apóstoles y los profetas,
él conduce a Cristo a la gente de nuestra tierra;
por esto, nuestros padres lo aclamaron pastor
y nosotros lo veneramos como patrono.

Unidos en la misma fe,
con los santos que nos han precedido, 
cantamos el himno de tu gloria...

Santo, Santo, Santo...


2 de agosto de 2019, memoria litúrgica de san Eusebio de Vercelli, obispo.
Entrada dedicada a él.

jueves, 1 de agosto de 2019

Prefacio propio del Corazón Eucarístico de Jesús

 


El jueves que sigue a la solemnidad del Cuerpo y la Sangre del Señor, (es decir, una semana después de ella, cuando permanece en su día original de jueves, o cuatro días después, cuando se ha trasladado al domingo), en muchos lugares se celebra la festividad del Corazón Eucarístico de Jesús, que pretende poner de relieve el máximo Don que ha brotado del Sacratísimo Corazón de Cristo: la Eucaristía, Don de Sí mismo. El culto al Corazón Eucarístico de Jesús fue promovido por el Papa León XIII, quien mandó erigir en su honor una archicofradía, en la iglesia romana de San Joaquín, en la que ejercen su apostolado los padres de la Congregación del Santísimo Redentor. Pío XII, por su parte, encomió dicho culto. En la Carta Encíclica Haurietis aquas, afirmó que difícilmente podrá comprenderse el amor que impulsó a Jesús a dársenos como Alimento si no se fomenta de manera especial el culto al Corazón Eucarístico de Jesús. El siguiente es el Prefacio propio que se halla en el Misal propio de los redentoristas:


PREFACIO

V. El Señor esté con ustedes
R. Y con tu espíritu. 


V. Levantemos el corazón.
R. Lo tenemos levantado hacia el Señor. 

V. Demos gracias al Señor, nuestro Dios.
R. Es justo y necesario. 


Realmente es justo y necesario,
es nuestro deber y salvación,
darte gracias siempre y en todo lugar,
Padre Santo,
Dios todopoderoso y eterno,
por Jesucristo, nuestro Señor.

Él, que antes de ser inmolado 
en el altar de la Cruz,
entregó a los hombres las riquezas de su amor
e hizo brotar del tesoro de su Corazón
el Misterio de la Eucaristía, Misterio en el cual
la fe de los que creen se alimenta,
la esperanza encuentra impulso,
la caridad halla su fuerza,
y se alcanza la Vida eterna.

Por eso, con los ángeles y arcángeles,
con los tronos, las dominaciones 
y todo el ejército celestial,
elevamos sin cesar un himno a tu gloria
cantando (diciendo) a una sola voz:

Santo, Santo, Santo...


1° de agosto de 2019, memoria litúrgica de san Alfonso María de Ligorio, obispo y doctor de la Iglesia; fundador de la Congregación del Santísimo Redentor y devotísimo de Jesús Eucaristía.
Entrada dedicada a él, en este año 180° de su canonización.
Jueves eucarístico y sacerdotal.