Buscar este blog

La verdadera Iglesia de Dios...

La verdadera Iglesia de Dios...


jueves, 24 de mayo de 2018

Letanías de nuestro Señor Jesucristo, Sacerdote y Víctima


 


Las siguientes letanías son las que rezaba san Juan Pablo II en el seminario de Cracovia, su tierra natal. La Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos aprobó el texto en su original latino el 30 de mayo de 2013 (Prot. N 1050/11/L, in Notitiae, vol. 49 (2013), n° 5-6, p. 236-247), junto con el de las letanías del Santísimo Sacramento (que he publicado en otra entrada). Más abajo, comparto también con el lector la traducción española realizada por la Congregación para el Clero:


LITANIAE DE DOMINO NOSTRO IESU CHRISTO SACERDOTE ET VICTIMA
 I
A.

Kyrie, eleison

Christe, eleison

Kyrie, eleison 

Christe, audi nos

Christe, exaudi nos 
Vel B:

Pater de caelis, Deus, miserere nobis
Fili, Redemptor mundi, Deus, miserere nobis
Spiritus Sancte, Deus, miserere nobis
Sancta Trinitas, unus Deus, miserere nobis
II
Iesu, Sacerdos et Victima, miserere nobis
Iesu, Sacerdos in aeternum secundum ordinem Melchisedech, miserere nobis
Iesu, Sacerdos quem misit Deus evangelizare pauperibus, miserere nobis
Iesu, Sacerdos qui in novissima cena formam sacrificii perennis instituisti, miserere nobis
Iesu, Sacerdos semper vivens ad interpellandum pro nobis, miserere nobis
Iesu, Pontifex quem Pater unxit Spiritu Sancto et virtute, miserere nobis
Iesu, Pontifex ex hominibus assumpte, miserere nobis
Iesu, Pontifex pro hominibus constitute, miserere nobis
Iesu, Pontifex confessionis nostrae, miserere nobis
Iesu, Pontifex amplioris prae Moysi gloriae, miserere nobis
Iesu, Pontifex tabernaculi veri, miserere nobis
Iesu, Pontifex futurorum bonorum, miserere nobis
Iesu, Pontifex sancte, innocens et impollute, miserere nobis
Iesu, Pontifex fidelis et misericors, miserere nobis
Iesu, Pontifex Dei et animarum zelo succense, miserere nobis
Iesu, Pontifex in aeternum perfecte, miserere nobis
Iesu, Pontifex qui per proprium sanguinem caelos penetrasti, miserere nobis
Iesu, Pontifex qui nobis viam novam initiasti, miserere nobis
Iesu, Pontifex qui dilexisti nos et lavisti nos a peccatis in sanguine tuo, miserere nobis
Iesu, Pontifex qui tradidisti temetipsum Deo oblationem et hostiam, miserere nobis
Iesu, Hostia Dei et hominum, miserere nobis
Iesu, Hostia sancta et immaculata, miserere nobis
Iesu, Hostia placabilis, miserere nobis
Iesu, Hostia pacifica, miserere nobis
Iesu, Hostia propitiationis et laudis, miserere nobis
Iesu, Hostia reconciliationis et pacis, miserere nobis
Iesu, Hostia in qua habemus fiduciam et accessum ad Deum, miserere nobis
Iesu, Hostia vivens in saecula saeculorum, miserere nobis

Propitius esto! parce nobis, Iesu
Propitius esto! exaudi nos, Iesu
III

A temerario in clerum ingressu, libera nos, Iesu
A peccato sacrilegii, libera nos, Iesu
A spiritu incontinentiae, libera nos, Iesu
A turpi quaestu, libera nos, Iesu
Ab omni simoniae labe, libera nos, Iesu
Ab indigna opum ecclesiasticarum dispensatione, libera nos, Iesu
Ab amore mundi eiusque vanitatum, libera nos, Iesu
Ab indigna Mysteriorum tuorum celebratione, libera nos, Iesu
III
Per aeternum sacerdotium tuum, libera nos, Iesu
Per sanctam unctionem, qua a Deo Patre in sacerdotem constitutus es, libera nos, Iesu
Per sacerdotalem spintum tuum, libera nos, Iesu
Per ministerium illud, quo Patrem tuum super terram clarificasti, libera nos, Iesu
Per cruentam tui ipsius immolationem semel in cruce factam, libera nos, Iesu
Per illud idem sacrificium in altari quotidie renovatum, libera nos, Iesu
Per divinam illam potestatem, quam in sacerdotibus tuis invisibiliter exerces, libera nos, Iesu
V
Ut universum ordinem sacerdotalem in sancta religione conservare digneris, te rogamus, audi nos
Ut pastores secundum cor tuum populo tuo providere digneris, te rogamus, audi nos
Ut illos spiritus sacerdotii tui implere digneris, te rogamus, audi nos
Ut labia sacerdotum scientiam custodiant, te rogamus, audi nos
Ut in messem tuam operarios fideles mittere digneris, te rogamus, audi nos
Ut fideles mysteriorum tuorum dispensatores multiplicare digneris, te rogamus, audi nos
Ut eis perseverantem in tua voluntate famulatum tribuere digneris, te rogamus, audi nos
Ut eis in ministerio mansuetudinem, in actione sollertiam et in orationem constantia concedere digneris, te rogamus, audi nos
Ut per eos sanctissimi Sacramenti cultum ubique promovere digneris, te rogamus, audi nos
Ut qui tibi bene ministraverunt, in gaudium tuum suscipere digneris, te rogamus, audi nos

Agnus Dei, qui tollis peccata mundi, parce nobis, Domine
Agnus Dei, qui tollis peccata mundi, exaudi nos, Domine
Agnus Dei, qui tollis peccata mundi, miserere nobis, Domine

Iesu, Sacerdos, audi nos
Iesu, Sacerdos, exaudi nos.

Oremus

Ecclesiae tuae, Deus, sanctificator et custos, suscita in ea per Spiritum tuum idoneos et fideles sanctorum mysteriorum dispensatores, ut eorum ministerio el exemplo christiana plebs in viam salutis te protegente dirigatur. Per Christum Dominum nostrum. Amen.

Deus, qui ministrantibus et ieiunantibus discipulis segregari iussisti Saulum et Barnabam in opus ad quod assumpseras eos, adesto nunc Ecclesiae tuae oranti, et tu, qui omnium corda nosti, ostende quos elegeris in ministerium. Per Christum Dominum nostrum. Amen. 

 
Letanías de Nuestro Señor Jesucristo Sacerdote y Víctima (en español )

Señor ten piedad
Señor ten piedad

Cristo ten piedad
Cristo ten piedad 

Señor ten piedad
Señor ten piedad 

Cristo óyenos
Cristo óyenos 

Cristo escúchanos
Cristo escúchanos 

Dios, Padre celestial, ten piedad de nosotros
Dios Hijo, Redentor del mundo, ten piedad de nosotros
Dios, Espíritu Santo, ten piedad de nosotros
Trinidad Santa, un solo Dios, ten piedad de nosotros

Jesús, Sacerdote y Víctima, ten piedad de nosotros
Jesús, Sacerdote para siempre según el orden de Melquisedec, ten piedad de nosotros
Jesús, Sacerdote que Dios envió a evangelizar a los pobres, ten piedad de nosotros
Jesús, Sacerdote que en la última cena instituiste el sacrificio perenne, ten piedad de nosotros
Jesús, Sacerdote siempre vivo para interceder por nosotros, ten piedad de nosotros
Jesús, Pontifice a quien el Padre ungió con el Espíritu Santo y la virtud, ten piedad de nosotros
Jesús, Pontífice entresacado de los hombres, ten piedad de nosotros
Jesús, Pontífice constituido a favor de los hombres, ten piedad de nosotros
Jesús, Pontífice de nuestra confesión, ten piedad de nosotros
Jesús, Pontífice más alto que la gloria de Moisés, ten piedad de nosotros
Jesús, Pontífice del verdadero tabernáculo, ten piedad de nosotros
Jesús, Pontífice de los bienes futuros, ten piedad de nosotros
Jesús, Pontífice santo, inocente y sin pecado, ten piedad de nosotros
Jesús, Pontífice fiel y misericordioso, ten piedad de nosotros
Jesús, Pontífice divino y lleno de celo por las almas, ten piedad de nosotros
Jesús, Pontífice de eterna perfección, ten piedad de nosotros
Jesús, Pontífice que por tu sangre llegaste a los cielos, ten piedad de nosotros
Jesús, Pontífice que nos enseñaste un camino nuevo, ten piedad de nosotros
Jesús, Pontífice que nos amaste y que lavaste nuestros pecados con tu sangre, ten piedad de nosotros
Jesús, Pontífice que te entregaste a Dios como hostia de oblación, ten piedad de nosotros
Jesús, Hostia de Dios y de los hombres, ten piedad de nosotros
Jesús, Hostia santa e inmaculada, ten piedad de nosotros
Jesús, Hostia mansueta, ten piedad de nosotros
Jesús, Hostia pacífica, ten piedad de nosotros
Jesús, Hostia de propiciación y de alabanza, ten piedad de nosotros
Jesús, Hostia de reconciliación y de paz, ten piedad de nosotros
Jesús, Hostia para llegar a Dios con toda confianza, ten piedad de nosotros
Jesús, Hostia viviente para siempre, ten piedad de nosotros

Sé propicio, ten compasión de nosotros, Jesús
Sé propicio, escúchanos, Jesús

Del temor a la vocación sacerdotal, líbranos, Jesús
Del pecado de sacrilegio, líbranos, Jesús
Del espíritu de lascivia, líbranos, Jesús
e los pensamientos impuros, líbranos, Jesús
Del pecado simoníaco, líbranos, Jesús
De la indigna dispensación del ministerio, líbranos, Jesús
Del amor al mundo y a sus vanidades, líbranos, Jesús
De la indigna celebración de tus Misterios, líbranos, Jesús
Por tu eterno sacerdocio, líbranos, Jesús
Por la santa unción con la que fuiste consagrado sacerdote por Dios Padre, líbranos, Jesús
Por tu espíritu sacerdotal, líbranos, Jesús
Por el ministerio con el que clarificaste a tu Padre, líbranos, Jesús
Jesús, por tu sacrificio cruento hecho una vez para siempre, líbranos, Jesús
Por tu sacrificio renovado cada día en los altares, líbranos, Jesús
Por aquella tuya potestad, que reviste invisiblemente a tus sacerdotes, líbranos, Jesús

Para que conserves en la santa religión al universo orbe sacerdotal, te rogamos, escúchanos
Para que los pastores apacienten tu grey según tu corazón, te rogamos, escúchanos
Para que los llenes de tu espíritu sacerdotal, te rogamos, escúchanos
Para que los labios sacerdotales proclamen tu ciencia, te rogamos, escúchanos
Para que envíes obreros que fielmente cultiven tu mies, te rogamos, escúchanos
Para que te dignes multiplicar los dispensadores de tus misterios, te rogamos, escúchanos
Para que perseveren siempre en tu voluntad, te rogamos, escúchanos
Para que perseveren en su ministerio con docilidad, sean prontos a donarse y constantes en la oración, te rogamos, escúchanos
Para que por ellos se promueva el culto al Santísimo Sacramento, te rogamos, escúchanos
Para que quienes han sido fieles al ministerio reciban el premio eterno, te rogamos, escúchanos

Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo, ten piedad de nosotros
Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo, escúchanos Señor
Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo, ten piedad de nosotros

Jesús, Sacerdote, óyenos
Jesús, Sacerdote, escúchanos

Oremos. 
Oh, Dios, Santificador y Guía de tu Iglesia, suscita en ella, mediante tu Espíritu, idóneos y fieles dispensadores de tus misterios, para que, bajo tu protección, con su ministerio y con el ejemplo, acompañen a todos los cristianos hacia el camino de la salvación. Por Cristo Nuestro Señor. Amén.

Oh, Dios, que mandaste escoger entre aquellos discípulos que oraban y ayunaban a Saulo y a Bernabé para el ministerio por ti escogido, haz lo mismo ahora con tu Iglesia orante y tú, que conoces nuestros corazones, muéstranos a quienes eliges para tu ministerio. Por Jesucristo Nuestro Señor. Amén.


24 de mayo de 2018, en algunos lugares, fiesta de Jesucristo, Sumo y Eterno Sacerdote. Entrada dedicada a Él.



No hay comentarios:

Publicar un comentario