Buscar este blog

La verdadera Iglesia de Dios...

La verdadera Iglesia de Dios...


domingo, 27 de mayo de 2018

Letanías a la Santísima Trinidad




Un antiguo libro de oraciones, el Fasciculus Sacrarum Orationum et Litaniarum ad usum quotidianum Christiani hominis, ex sanctis Scripturis et Patribus collectus, de 1612, contiene el siguiente formulario de letanías a la Santísima Trinidad (pp. 141-155), que he querido transcribir, en un deseo de rescatar del olvido algunas piezas preciosas de la liturgia y de la piedad católicas:


LITANIAE AD SANCTISSIMAM TRINITATEM 

Oh, Santa Trinidad, óyenos
Oh, adorada Trinidad, escúchanos,

Dios Padre Celestial, ten piedad  (esta respuesta se repite en las siguientes invocaciones) 
Dios Hijo Redentor del mundo,
Dios Espíritu Santo,
Santa Trinidad un solo Dios,

Verdadera y Única Trinidad,
Única y suma Deidad,
Santa e indivisa Unidad,
Unidad en la Sustancia, Trinidad en las Personas,
Único e igual Poder,
Única y Coeterna Majestad,
Única e igual Gloria,
Una y Divina Trinidad,
Padre Creador,
Hijo Reparador,
Espíritu Santo Paráclito,
Padre Ingénito,
Hijo Unigénito,
Espíritu Santo de Ambos procedente,
Santa Trinidad, Única, Creadora y Gobernadora de todo,
Omnipotencia del Padre,
Inescrutable Sabiduría de Dios Hijo,
Eficacísima Bondad del Espíritu Santo,
Una y Simple Divinidad,
Santo, Santo, Santo, Señor de los ejércitos,
Santo Dios, Santo Fuerte, Santo Inmortal,
Tú, en Quien vivimos, nos movemos y existimos,
Tú, en Quien, por Quien y para Quien todo existe,
Rey de los siglos, Inmortal e Invisible,
Dios de Abraham, Dios de Isaac, Dios de Jacob,
Tú, El que eras, El que eres y El que vendrás,
Padre, Hijo y Espíritu Santo, Único Dios, 

Senos propicio, perdónanos, Santa Trinidad,
Senos propicio, escúchanos, Santa Trinidad,

De todo mal, líbranos, Santa Trinidad   (esta respuesta se repite en las siguientes invocaciones)
De todo pecado,
De toda soberbia y pertinacia,
De toda avaricia y codicia,
De la gula y del amor al mundo,
De toda envidia y odio,
De toda mala voluntad,
De toda lujuria e injusticia,
De toda acedia y pusilanimidad,
De la maldición perpetua,
Por lo inexpugnable de tu omnipotencia,
Por la Majestad de tu gloria,
Por la grandeza de tu misericordia,
Por la abundancia de tu bondad,
Por lo inenarrable de tu caridad,
Por lo insondable de tus juicios,
Por la excelsitud de tu sabiduría y tu ciencia,
Por las riquezas de tu santidad,
En el Día del Juicio,

Nosotros, que somos pecadores, te rogamos, óyenos (esta respuesta se repite en las siguientes invocaciones)
Para que solo a Ti adoremos y sirvamos,
Señor y Dios nuestro,
Para que no tomemos tu Santo Nombre en vano,
Para que observemos y santifiquemos los días festivos de la Iglesia,
Para que obedezcamos y honremos a nuestros padres y superiores,
Para que no matemos al hermano ni de palabra ni de obra,
Para que no te ofendamos con la mente ni con el cuerpo,
Para que no hurtemos ni pequemos contra la justicia,
Para que no mintamos ni levantemos falso testimonio,
Para que no codiciemos los bienes del hermano ni lo envidiemos,
Para que te amemos con todo el corazón, con toda el alma y con todas nuestras fuerzas,
Para que por Ti amemos sinceramente al prójimo como a nosotros mismos,
Para que te dignes conducirnos a tu Visión beatífica,
Dios Engendrador, Dios Engendrado y Dios de Ambos Expirado,

Cordero de Dios que quitas los pecados del mundo, haznos propicio al Padre
Cordero de Dios que quitas los pecados del mundo, sé propicio a nosotros, pecadores
Cordero de Dios que quitas los pecados del mundo, danos tu Espíritu Santo

Oh, Santa Trinidad, óyenos
Oh, adorada Unidad, escúchanos

Señor, ten piedad
Cristo, ten piedad
Señor, ten piedad

V. Bendito eres, Dios de nuestros padres.
R. Alabado y glorioso por los siglos.

V. Bendito eres, Señor, en el fundamento del Cielo.
R. Y alabado y glorioso y ensalzado por los siglos.

V. Que te bendigan tus ángeles y santos.
R. Que te alaben y glorifiquen por los siglos.

V. Que te bendigan el cielo, la tierra, el mar y cuanto en ellos hay.
R. Que te alaben y glorifiquen por los siglos.

V. Bendigamos al Padre y al Hijo y al Espíritu Santo.
R. Alabémoslos y ensalcémoslos por los siglos.

V. Señor, suba a Ti mi oración.
R. Y llegue a Ti mi clamor.

Oraciones

Todopoderoso y Eterno Dios, que diste a tus siervos conocer la gloria de tu Eterna Trinidad y adorar la unidad y el poder de tu Majestad en la confesión de la verdadera fe, te rogamos que, creyendo firmemente en Ti, nos veamos libres de toda adversidad.

Dios, que amas y restituyes la inocencia, orienta a Ti el corazón de tus siervos, para que con fervor de espíritu, permanezcamos firmes en la fe y eficaces en las obras.

Dios todopoderoso y eterno, aumenta en nosotros la fe, la esperanza y la caridad, y para que merezcamos alcanzar lo que prometes, haznos amar lo que mandas.

Te rogamos, Dios, que concedas a tus fieles el perdón y la paz para que sean justificados de sus faltas y te sirvan con libre voluntad.

Dios todopoderoso y eterno, mira propicio nuestra enfermedad y extiende clementemente tu brazo majestuoso sobre nosotros,  para protegernos y sanarnos. Por nuestro Señor Jesucristo...

V. Bendigamos al Señor.
R. Demos gracias a Dios.

V. Que las almas de los fieles difuntos, por la misericordia divina, descansen en paz.
R. Amén.


27 de mayo de 2018, solemnidad de la Santísima Trinidad. Entrada dedicada a Dios Padre, Hijo y Espíritu Santo.

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario