Buscar este blog

La verdadera Iglesia de Dios...

La verdadera Iglesia de Dios...

sábado, 29 de junio de 2013

Rito de la bendición e imposición del palio




Es tradicional en la Iglesia que en la solemnidad de los Santos Apóstoles Pedro y Pablo, el Santo Padre bendiga el palio para los arzobispos metropolitanos designados en el curso del año.
Este rito, (como algunos otros a los que ya hemos aludido), ya en los últimos años del Pontificado de Benedicto XVI, Papa Emérito, se trasladó al comienzo de la Misa, en los Ritos iniciales. (Antes se realizaba durante la Liturgia de la Palabra, luego de la homilía). La razón de este cambio fue mantener intacta la estructura unitaria del Santo Sacrificio de la Misa. En el Pontificado del Papa Francisco, el Rito de entrega e imposición lo lleva a cabo el Delegado papal en las arquidiócesis propias de los metropolitas, a los efectos de que los fieles de las Iglesias locales puedan participar de este acto que tan profundamente les atañe*.
 
El rito actual de bendición, tiene lugar en la Basílica vaticana, con la solemne Misa en latín presidida por el Papa en el día de la solemnidad de los Santos Apóstoles Pedro y Pablo.

El Sumo Pontífice realiza la Señal de la Cruz y saluda al pueblo. Los diáconos acercan los palios al Santo Padre en el Altar de la Confesión.


Presentación de los metropolitas: Metropolitarum praesentatio

El Cardenal Protodiácono de la Santa Iglesia Romana menciona a los metropolitas ante el Papa, quienes recibirán el palio (1) en sus respectivas Sedes, de acuerdo con lo dicho más arriba*. Lo hace por medio de las siguientes palabras:


Beatissime Pater, Reverendissimi Patres Archiepiscopi Sanctitati Vestræ et Apostolicæ Sedi fide et devotione addictissimi, humiliter postulant ut Pallium de Confessione beati Petri sumptum,  significans quidem potestatem qua, in communione cum Ecclesia  Romana, Metropolita in propria provincia iure instruitur, a Sanctitate Vestra sibimetipsis tradatur. 
Pallia, quibus Sanctitas Vestra hodie benedixit, cunctis Archiepiscopis Metropolitis, vertente anno electis, unicuique in propria Ecclesia Metropolitana, a Pontificio Legato imponentur.
Archiepiscopi hic adstantes nunc coram Sanctitate Vestra hanc iuramenti formulam pronuntiabunt.


"Beatísimo Padre, los Reverendísimos Padres Arzobispos aquí presentes, unidos con fe plena y devoción a Vuestra Santidad y a la Sede Apostólica, piden humildemente que les conceda el palio, tomado de la Confesión del Apóstol Pedro, como signo de la autoridad de la que está legítimamente investido el metropolita en su propia circunscripción, en comunión con la Iglesia Romana.
Los palios, bendecidos hoy por Su Santidad, serán impuestos por los Representantes Pontificios a todos los arzobispos metropolitas nombrados en el curso del año, a cada uno en su iglesia metropolitana.
Los arzobispos aquí presentes pronunciarán aquí ante Su Santidad la fórmula establecida de juramento".


Fórmula de juramento: Iurisiurandi formula

Cada arzobispo pronuncia la fórmula nominal de juramento en la que promete fidelidad y obediencia al Sumo Pontífice y a sus legítimos Sucesores, pidiendo a Dios la fuerza para perseverar en este propósito:

Ego
N.
Archiepiscopus
N.
beato Petro apostolo, Sanctæ, Apostolicæ, Romanæ Ecclesiæ, 
ac tibi, Summo Pontifici, tuisque legitimis Successoribus semper fidelis ero 
et obœdiens. Ita me Deus omnipotens adiuvet.

"Yo, N, Arzobispo de N, seré siempre fiel y obediente al Apóstol Pedro, a la Santa Iglesia Romana, a ti, Sumo Pontífice, y a tus legítimos Sucesores. Así me ayude Dios Omnipotente".


Bendición de los palios: Palliorum benedictio

El Santo Padre bendice los palios con la siguiente oración:

 Deus, Pastor æterne animarum, qui eas ovium nomine designatas per Iesum Christum Filium tuum, beato Petro apostolo, eiusque Successoribus, boni Pastoris typo regendas commisisti, per ministerium nostrum effunde benedictionis tuæ gratiam super hæc Pallia quibus symbolis pastoralis curæ documenta significare voluisti. Humilitatis nostræ preces benignus excipe, atque Apostolorum meritis et suffragiis concede, ut quicumque ea, te largiente, gestaverit, intellegat se ovium tuarum Pastorem, atque in opere exhibeat, quod signatur in nomine. Tollat iniectum collo suo evangelicum iugum, sitque ei ita leve ac suave, ut in via mandatorum tuorum exemplo et observatione præcurrens, in loco pascuæ tuæ perpetuo collocari mereatur.
Per Christum Dominum nostrum.
Amen.
      
"Dios Pastor eterno de las almas, que las has designado con el nombre de "ovejas" por medio de Jesucristo, tu Hijo, y que has querido encomendar su gobierno, bajo la imagen del Buen Pastor, al bienaventurado Apóstol Pedro y a sus Sucesores, infunde, por nuestro Ministerio, la gracia de tu bendición sobre estos palios, que son signo de la cura de almas; acoge benigno la oración que humildemente te dirigimos, y por los méritos e intercesión de los Apóstoles, concede a aquellos que por tu bondad, usarán estos palios, reconocerse como pastores de tu grey, y reflejar con sus obras la realidad significada en ese nombre. Que carguen sobre sí el yugo del Evangelio impuesto en sus espaldas, y que sea para ellos suave y ligero, para que perseverando en el camino del ejemplo y de la fiel observancia de tus mandatos, merezcan ser admitidos en la Pascua eterna de tu Reino. Por Jesucristo, nuestro Señor. Amén."

En la Misa papal del 29 de junio en la Basílica de San Pedro, se continúa la Misa como de costumbre, con el canto del Kyrie y del Gloria.

En esta solemnidad, en la Basílica vaticana, la famosa imagen de San Pedro en su trono, es revestida, según tradición, con ornamentos pontificales. Esto ocurre también el 22 de febrero, fiesta (en la Urbe, solemnidad) de la Cátedra del apóstol San Pedro en Roma.


 




Rito de imposición en las sedes metropolitanas, presidido por el Representante del Papa

Imposición del palio: Paliorum impositio


Antes, el mismo Santo Padre en la Basílica de San Pedro; ahora, el Representante suyo en la respectiva arquidiócesis, coloca el palio al metropolita e intercambia con ellos el signo de la paz,  luego de pronunciar las siguientes palabras:

Ad omnipotentis Dei gloriam
atque ad laudem beatæ Mariæ semper Virginis
et beatorum apostolorum Petri et Pauli,
ad decorem Sedium vobis commissarum,
in signum potestatis metropolitanæ,
tradimus vobis Pallium
de Confessione beati Petri sumptum,
ut eo utamini
intra fines provinciæ ecclesiasticæ vestræ.
Sit vobis hoc Pallium symbolum unitatis
et cum Apostolica Sede communionis tessera;
sit vinculum caritatis
et fortitudinis incitamentum,
ut die adventus et revelationis magni Dei
pastorumque principis Iesu Christi,
cum ovibus vobis creditis 
stola potiamini immortalitatis et gloriæ.
In nomine Patris, et Filii, et Spiritus Sancti.
Amen. 


"Para gloria de Dios omnipotente, alabanza de Santa María, siempre Virgen, y de los Santos Apóstoles Pedro y Pablo; para decoro de las Sedes a ustedes confiadas, les entregamos el palio tomado de la Confesión del Apóstol San Pedro, para que lo usen en los límites de sus provincias eclesiásticas. Que este palio sea para ustedes signo de unidad y de comunión con la Sede Apostólica; que sea vículo de caridad y estímulo de fortaleza, para que en el día de la Venida y de la revelación del gran Dios y Príncipe de los pastores Jesucristo, puedan obtener, con la grey a ustedes confiada, los ornamentos de la inmortalidad y de la gloria. En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén".

Mientras tanto se cantan a modo de antífonas los versículos 15 y 16 del capítulo 16 del Evangelio de Marcos, u otro canto adecuado.
Terminado esto, la Misa sigue como de costumbre con el canto del Kyrie y el Gloria in excelsis.

Nota

(1) Los palios, situados frente a la Tumba de San Pedro (Trophaeum), son buscados en este momento por dos diáconos, y llevados al Santo Padre.

29 de junio, solemnidad de los Santos Apóstoles Pedro y Pablo. Bendición de los palios de los arzobispos metropolitanos designados en el último año. Día del Papa. Entrada dedicada a los Apóstoles Pedro y Pablo, al Papa Francisco y a Su Santidad Benedicto XVI, Papa Emérito.
(Última actualización de la entrada: 28/06/16).



1 comentario:

  1. Excelente! Sigan así para el bien de la Iglesia y Gloria de Dios!

    ResponderEliminar