Buscar este blog

La verdadera Iglesia de Dios...

La verdadera Iglesia de Dios...

domingo, 5 de agosto de 2012

María, "Salus Populi Romani"




Hoy, 5 de agosto, quiero rendir homenaje a la dulce Madre de Dios, bajo el título de Salus Populi Romani, cuyo venerable ícono se conserva en la Basílica papal de Santa María la Mayor que celebra en este día el aniversario de su Dedicación.

María Salus Populi Romani, es, junto con san José, san Melquisedec y san Juan Pablo II, patrona del blog.

El primer Año Mariano Universal, fue convocado por el venerable Papa Pío XII en la Carta Encíclica Fulgens corona (08/09/1953), y celebrado en 1954, con motivo del centenario de la definición del dogma de la Inmaculada Concepción. Fruto de este Año de gracia es también su Carta Encíclica Ad Caeli Reginam (11/10/1954), mediante la cual instituye, para el 31 de mayo, la fiesta de la Realeza de María (actualmente se celebra el 22 de agosto). Para la ocasión hace llevar el icono de la Virgen Salus Populi Romani hasta la basílica vaticana, en donde corona a la Madre de Dios, como Reina del universo, y especial protectora de Roma. Hoy se celebra la fiesta de la "Traslación" de ese icono en el último domingo de enero. La Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos ha aprobado una Misa propia para la ocasión.
He aquí el vídeo del solemne traslado:




Los Pontífices Romanos siempre han profesado su amor filial a la Virgen mediante la veneración de este célebre icono.
La oración que sigue fue pronunciada por Su Santidad Benedicto XVI el sábado 7 de mayo de 2005, al tomar posesión de la Basílica papal de Santa María la Mayor, en la que se conserva el icono:




Toda santa, digna de todo honor, 
tú eres la mejor ofrenda 
que la humanidad puede presentar a Dios. 

Virgen madre, Madre siempre virgen, 
dirige una súplica materna a tu Hijo. 

Lleva hasta el puerto la barca de la Iglesia, 
evitando los escollos y venciendo los oleajes. 

Protege a esta ciudad; 
conforta a quienes llegan a ella, 
sin techo ni defensa, 
y extiende a todos tu apoyo. 

Con fe te veneramos, Madre de Dios; 
con amor te honramos; 
con esperanza acudimos a ti, 
y te proclamamos bienaventurada. 

Tú, Señora mía, mi consuelo de Dios, 
ayuda de mi inexperiencia, 
acoge la súplica que te dirijo. 

Tú, que para todos eres fuente de alegría, 
hazme digno de exultar juntamente contigo. 

Mira a la asamblea de los creyentes, 
Madre del Salvador; 
aleja de ellos las desgracias y las aflicciones; 
líbralos del mal y del maligno; 
protégelos con la abundancia de tu benevolencia. 

Al regreso glorioso de tu Hijo, nuestro Dios, 
defiende con tu materna intercesión 
nuestra fragilidad humana 
y acompáñanos hasta la vida eterna 
con tu mano afectuosa, 
tú que eres poderosa por ser Madre. Amén.


5 de agosto de 2012, domingo XVIII "durante el año".
Aniversario de la Dedicación de la Basílica liberiana de Santa María la Mayor, en la que se conserva el venerable icono Salus Populi Romani, y en la cual tuve la dicha de estar en cuatro oportunidades (2000, 2003, 2011 y 2015). Beso ahora espiritualmente aquel Lugar bendito y venero el icono de la Gran Madre de Dios.

(Última actualización de la entrada: 20/05/15).


Basílica papal de Santa María la Mayor

No hay comentarios:

Publicar un comentario