Buscar este blog

La verdadera Iglesia de Dios...

La verdadera Iglesia de Dios...


miércoles, 4 de octubre de 2017

San Francisco de Asís, diácono: himnos litúrgicos




Tanto los franciscanos como los dominicos celebran a san Francisco de Asís cada 4 de octubre, llamándolo "nuestro padre". Los primeros lo honran con dos festividades: la del 17 de septiembre, que recuerda su "estigmatización", con el grado liturgico de "memoria obligatoria", y el 4 de octubre, su "Tránsito", con el rango de "solemnidad", día en que también lo celebran los dominicos pero con el grado de "fiesta". El Calendario universal lo ha inscripto el mismo 4 de octubre pero como "memoria obligatoria". Estos son los himnos litúrgicos propios:


I Vísperas

Cae la tarde lentamente 
mientras las sombras se alargan. 
Francisco sabe que llega la muerte, 
su dulce hermana. 

Mantiene enhiesto el espíritu 
aunque la carne está flaca. 
Sus miembros se tornan fríos 
mientras el alma se abrasa.

Todos sus hijos, en torno, 
le dicen su amor con lágrimas, 
y queda el rebaño triste 
porque su pastor se marcha. 

Francisco, que mira al cielo, 
flácida y suave levanta una mano
que bendice dispensadora de gracias. 

Que el error y la lujuria 
no mancillen vuestra casa.
Sola la virtud anide 
en los cuerpos y en las almas. 

Y luego voló su espíritu 
como una paloma blanca 
que en el Cielo ha puesto 
el nido colgando en divina rama. 

Al Padre, al Hijo, al Espíritu 
ascienda nuestra alabanza. 
Gloria y honor al Dios Trino 
por los siglos que no acaban. Amén.


Oficio de lectura
 
Luce el Cielo su manto de estrellas 
en la noche callada y serena; 
cuando todos descansan y duermen, 
fray Francisco absorto está en vela. 

Y sus ojos, al Cielo elevados, 
son plegaria de amor y de entrega, 
y su voz, un susurro de rezos, 
convertidos en dulces poemas. 

«¡Quién sois Vos, Señor mío y Dios mío! 
¡Quién soy yo, vil gusano en la tierra!...» 
Y así pasan las horas volando, 
y Francisco, extático, sueña: 

¡Es heraldo del Rey de la gloria, 
y la Dama Pobreza es su dueña! 
Ya no cuentan dolores ni gozos, 
sufrimientos y dichas no cuentan. 

Demos gloria al Dios increado, 
Trino y Uno en Personas y esencia, 
Padre, Hijo y Espíritu Santo, 
alabanzas y gloria eternas. Amén.


Laudes

Hoy a Francisco celebra 
el mundo con alegría. 
Hoy una nueva armonía 
resuena en la creación. 

Que en la mañana temprana 
Francisco a todos invita, 
para venir a la cita 
y bendecir al Señor. 

La luz que nace hoy de nuevo,
el aire que se ilumina; 
el hombre que ya camina 
a su trabajo y su afán. 

El ave que mañanera canta 
con gozo profundo... 
Todo es hoy gozo en el mundo 
por el Hermano Mayor. 

Dad gloria a Dios, Uno y Trino, 
que todo nos da en Jesús. 
Gloria al que ofrece en la Cruz camino, 
vida y verdad. 

 Cantad su gloria por siempre, 
 y, su alabanza cantando,
pregone que estáis amando 
al Dios de toda bondad. Amén.


II Vísperas
 
Ven, Francisco, a tus hermanos, 
visita a los pobrecillos; 
ven, traspasado de amor 
por las heridas de Cristo;
como nueva primavera 
después del invierno frío,   
¡ven, Francisco! 

Ven, que los hombres 
te vean por el mundo peregrino: 
liberado, sin alforja 
y sin dinero en el cinto; 
y anuncia la paz y el bien 
con los labios florecidos,   
¡ven, Francisco! 

Ven con los brazos sin armas, 
hermano suave y pacífico; 
ven, menor de los menores, 
de corazón compasivo; 
profeta sin amargura, 
ven con el ramo de olivo,   
¡ven, Francisco! 

Ven, penitente gozoso, 
que lloras de regocijo; 
heraldo loco de amor
y paz de los enemigos; 
ven por los barrios y plazas,
 juglar del perdón divino,   ¡ven, Francisco! 

Ven, ángel de buenas nuevas, 
háblanos de Jesucristo; 
ven, boca del Evangelio, 
cristiano sabio y sencillo; 
hermano tan deseado,
Francisco tan bien querido,   
¡ven, Francisco!

  4 de octubre de 2017, memoria litúrgica (para los franciscanos, solemnidad) de san Francisco de Asís. Entrada dedicada a él. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario