Buscar este blog

La verdadera Iglesia de Dios...

La verdadera Iglesia de Dios...


sábado, 11 de noviembre de 2017

San Martín, obispo: himnos litúrgicos


 


La Orden Cisterciense celebra cada 11 de noviembre la "fiesta" de san Martín de Tours, obispo, (es "memoria obligatoria" del Calendario general). Estos son los himnos litúrgicos propios:
 


Oficio de lecturas

Cristo Rey, gloria de Martín; este en la Tierra
fue tu alabanza y Tú la suya. Haz que te celebremos
cuando lo celebramos a él, celebrándolo en Ti.

Haces brillar por toda la Tierra
al que fue la gloria de los obispos; haz que por
su gran mérito quedemos libres de nuestros pecados.

He aquí que este pobre y humilde
entra rico en el Cielo; los coros celestiales
lo reciben, y toda lengua, tribu y pueblo,
lo aclama.

Su muerte brilla como su vida;
ilustre en la Tierra como lo es en el Cielo.
Alegrémonos, ya que es un día de salvación
para todos.

Demos gloria a la Trinidad, tal como Martín
la confesó; y haga que su fe se manifieste
siempre en su modo de obrar. Amén.


Laudes

Martín, imitador de los apóstoles,
protege a quienes te celebran; 
tú, que por tus discípulos,
no preferiste ni morir ni vivir,
dirige tu mirada sobre nosotros.

Renueva las gestas de otro tiempo; 
ilumina a los que nos guían, 
acrece el esplendor de la Iglesia,
desbarata los engaños de Satanás.

Tú que por tres veces forzaste el abismo,
rescata a los que están sumergidos en la culpa;
tú que dividiste tu capa, revístenos de santidad.

Recordando la digna función 
que un día desempeñaste,
socorre al orden de los obispos, 
y en tu bondad, ven en su ayuda.

Demos gloria a la Trinidad, tal como Martín
la confesó; y haga que su fe se manifieste
siempre en su modo de obrar. Amén.


Vísperas

Este santo confesor de Cristo,
cuya fiesta celebran los fieles en el mundo entero,
hoy mereció subir gozoso a lo más alto del Cielo.

Fue piadoso y prudente, humilde y puro, sobrio,
casto y pacífico, mientras la vid presente daba vigor a
los miembros de su cuerpo.

En su santa tumba, con frecuencia,
los cuerpos enfermos, cualquiera sea su dolencia,
recobran al instante su salud.

Por esto, nuestro coro canta gozoso
este himno en su honor, a fin de experimentar
continuamente la ayuda de su piadosa intercesión.

Salud, honor y poder a Dios Uno y Trino,
que desde lo alto del Cielo, gobierna la
estructura de todo el universo. Amén.


11 de noviembre de 2017, memoria obligatoria (para los cistercienses, fiesta) de san Martín de Tours, obispo. Entrada dedicada a él.


No hay comentarios:

Publicar un comentario