Buscar este blog

La verdadera Iglesia de Dios...

La verdadera Iglesia de Dios...

lunes, 7 de agosto de 2017

Santo Domingo, presbítero: Secuencia


Resultado de imagen para santo domingo de guzman


Desde antiguo, la Orden de Predicadores canta esta Secuencia el 8 de agosto, en la solemnidad de su santo padre Fundador, Domingo de Guzmán. El nombre latino de este precioso texto es In caelesti hierarchia:



Secuencia

Resuene en los coros celestiales
una nueva armonía,
al son de un cántico nuevo.

Concuerde con ella la melodía
de nuestro coro de la Tierra
celebrando a Domingo.

Del Egipto de este inmenso mundo,
llama el Hacedor del universo
a este varón forjado según su corazón.

Embarcado en la cestilla de la pobreza
atraviesa el río de las vanidades, para
lanzarse a la salvación de los pueblos.

Este predicador del universso
le es mostrado por el Cielo a su madrre
antes de nacer, en figura de un cachorrillo.

Llevando en la boca una antorcha,
exhorta a los pueblos
al precepto de la caridad.

Este es el nuevo legislador,
este el émulo de Elías,
el enemigo de todo mal.

Como otro Sansón, ahuyenta las zorras,
y con la trompeta de Gedeón
pone en fuga a los ejércitos enemigos.

Viviendo él todavía, resucita
de los muertos a un hijo, y se lo
devuelve vivo a su madre.

Con la señal de la Cruz hace cesar
la lluvia, y alimenta a la Comunidad
con pan enviado por Dios.

¡Feliz tú por quien ya toda la Iglesia,
inundada de gozo, es exaltada!

Llena el mundo de la semilla de su Palabra,
y él, por fin, va a ocupar su lugar entre
los coros de los bienaventurados.

El grano yace oculto y la estrella
se esconde en la penumbra.

Pero el Creador de todos hace pulular
los huesos de José y resplandecer la estrella
para salvación de los pueblos.

¡Oh, cómo denuncia el aroma de su sepulcro
la frescura y lozanía de su cuerpo, fragante
más que todos los perfumes!

Acuden los enfermos y son curados,
ven los ciegos; los tullidos sanan
al conjuro de sus virtudes.

Por eso, proclamemos loores
con sentida voz
al admirable Domingo.

Clama, ¡oh, pueblo indigente!,
pidiéndole socorro
y siguiendo sus pisadas.

¡Y tú, padre clemente, buen pastor
de tu grey y patrono, eleva a Dios
tu oración siempre solícita!

Encomienda eternamente
ante el trono del Rey Altísimo
los intereses de tu grey desamparada.
Amén. Aleluya.


7 de agosto de 2017, para los dominicos, I vísperas de la solemnidad de santo Domingo de Guzmán, presbítero. Entrada dedicada a él.



No hay comentarios:

Publicar un comentario