Buscar este blog

La verdadera Iglesia de Dios...

La verdadera Iglesia de Dios...

lunes, 7 de agosto de 2017

Prefacios propios de santo Domingo




 La Orden de Predicadores honra a su santo fundador Domingo de Guzmán el 24 de mayo, con la "memoria obligatoria" de la "Traslación" de su cuerpo bendito desde las afueras de Bolonia hasta la iglesia de san Nicolás, en la misma ciudad. Para la celebración, emplea el siguiente Prefacio (I), que figura en los antiguos Misales como propio de su solemnidad anual (08/08), para la que luego se compuso el Prefacio de más abajo (II):


I

PREFACIO

 El hombre evangélico


V. El Señor este con ustedes.
R. Y con tu espíritu.

V.
Levantemos el corazón.
R. Lo tenemos levantado hacia el Señor.

V. Demos gracias al Señor, nuestro Dios.
R. Es justo y necesario.

En verdad es justo y necesario,
es nuestro deber y salvación
darte gracias siempre y en todo lugar,
Señor, Padre santo, Dios todopoderoso y eterno,
por Cristo, nuestro Señor.


Tú quisiste renovar la vida de los Apóstoles,
mediante nuestro padre santo Domingo,
para dar a tu santa Iglesia
esplendor y seguridad.

Él, viviendo como Cristo en pobreza,
devolvió mediant su predicación
a la luz del Evangelio,
a los que se habían alejado de ella,
ganando de este modo para Cristo,
a numerosos hermanos.

Él quiso con acierto reunir consigo
 otros predicadores que,
iluminados por la sabiduría celeste,
se dedicasen totalmente
a la obra de la evangelización.

Por eso, Señor,
con todos los ángeles y santos,
te alabamos cantando sin cesar...

Santo, Santo, Santo...


Resultado de imagen para santo domingo de guzman


II

La Orden de Predicadores celebra la solemnidad de su santo padre Fundador, Domingo de Guzmán, el 8 de agosto, el mismo día en que el Calendario universal le asigna el rango litúrgico de "memoria obligatoria". Para la ocasión, emplea el siguiente Prefacio:


PREFACIO

 Predicador eximio del Evangelio


V. El Señor este con ustedes.
R. Y con tu espíritu.

V.
Levantemos el corazón.
R. Lo tenemos levantado hacia el Señor.

V. Demos gracias al Señor, nuestro Dios.
R. Es justo y necesario.

En verdad es justo y necesario,
es nuestro deber y salvación
darte gracias siempre y en todo lugar,
Señor, Padre santo, Dios todopoderoso y eterno,
por Cristo, nuestro Señor.


Porque con especial providencia,
enviaste a santo Domingo
como heraldo de la verdad
que él bebía de la sublime fuente del Salvador,
para quitar la sed del mundo.

Domingo, sostenido siempre
por la Madre de tu Hijo,
y lleno de celo
por la salvación de las almas,
encarnando la misma visión del Verbo
en sí mismo y en los discípulos,
que el Espíritu reunió con él, 
los hizo campeones de la fe
para la salvación de los demás,
llevando mediante su predicación y ejemplo,
muchos hermanos a Cristo.

Hablando siempre contigo o de ti,
creció en sabiduría,
y, haciendo brotar su apostolado
de la plenitud de la contemplación,
se dedicó totalmente 
a la renovación de tu Iglesia.

Por eso, con los ángeles y todos los santos,
proclamamos tu gloria,
cantando a una sola voz...

Santo, Santo, Santo... 


7 de agosto de 2017, para los dominicos, I vísperas de la solemnidad de santo Domingo de Guzmán, presbítero y padre fundador. Entrada dedicada a él.



No hay comentarios:

Publicar un comentario