Buscar este blog

La verdadera Iglesia de Dios...

La verdadera Iglesia de Dios...

sábado, 5 de enero de 2013

Himnos JMJ X: Colonia, 2005




En las primeras vísperas de la Epifanía del Señor, cuando  se cumple un año de la existencia de este  Blog, nacido precisamente "entre los destellos" de dicha solemnidad, quiero publicar el décimo himno internacional de las Jornadas Mundiales de la Juventud, justamente por su sencillo y a la vez profundo contenido "epifánico".
El evento tuvo lugar en 2005 en la germana ciudad de Colonia. Muchos dicen que fue la Jornada Mundial de la Juventud "de dos Papas". Efectivamente, fue convocada por San Juan Pablo II y presidida por Benedicto XVI.
El lema se tomó de la célebre página evangélica de la Adoración de los Magos: "Hemos venido a adorarlo" (Mt. 2, 2). Son las palabras del estribillo del himno oficial, que se completan con la aclaración acerca de a Quién vamos a adorar: A Emmanuel, que es "Dios con nosotros". Es un himno de tono dialógico, en el sentido de que Magos, pastores y hombres y mujeres del presente, somos interrogados por las razones de nuestro "arribo espiritual" adonde está el Salvador, y todos respondemos que "hemos venido a adorarlo".

La primera estrofa alude a los santos Magos de Oriente, los cuales dejaron la comodidad de sus palacios, y marcharon siguiendo la luz de una estrella, a los efectos de llegar adonde está el Mesías esperado y adorarlo, como primicias de los gentiles.


La segunda estrofa se refiere a los pastores, que, al escuchar el anuncio celestial, abandonaron los rebaños, su hasta entonces única fuente de alimento, y se dirigieron presurosos para adorar a Aquel que habría de ser, a partir de ese momento, su definitivo Sustento.

Y la tercera estrofa, se refiere a la dignidad de los que hemos sido redimidos y somos alimentados con el Cuerpo y la Sangre de Cristo, lo que nos hace, también a nosotros, adoradores del Señor siempre presente en nuestra historia, en particular, en el Sacramento de la Eucaristía.

Transcribo a continuación la letra en español del himno, y más abajo les presento un vídeo de su ejecución en alemán:


Venimus adorare Eum
 
1. ¿Por qué se fueron tan lejos de sus palacios 
reyes que siguieron una estrella fugaz? 
¿Por qué frente a un niño se arrodillaron los tres? 
Al preguntarles, decían así:

VENIMUS ADORARE EUM, EMMANUEL (Dios está aquí)
VENIMUS ADORARE EUM, EMMANUEL (bis)

2. ¿Por qué se fueron lejos de sus rebaños 
los pastores que oyeron la canción celestial? 
¿Por qué frente a un niño se arrodillaron también?
Al preguntarles, decían así: 

(Estribillo)

3. Para adorarlo, por eso venimos, 
somos hijos de Dios, ungidos y profetas. 
Para conocerlo, por eso venimos, 
en el vino y el pan, en ti y en mí, y si os preguntan decid:  

(Estribillo)





5 de enero de 2013, Vigilia de la solemnidad de la Epifanía del Señor.
Primer aniversario de la creación de este Blog.

No hay comentarios:

Publicar un comentario