Buscar este blog

La verdadera Iglesia de Dios...

La verdadera Iglesia de Dios...

jueves, 15 de enero de 2015

Himnos JMJ VI: Manila, 1995


 


Seguimos compartiendo los Himnos de las Jornadas Mundiales  de la Juventud. Es el turno del de Manila, en  Filipinas. El lema de esta Jornada fue: "Como el Padre me envió, también Yo los envío" (Jn. 20, 21).

La primera estrofa se refiere a la prueba más grande del amor de Dios: El que nos haya entregado a su Hijo único, el Tesoro más preciado que puede existir. También alude al mensaje de amor que Jesús nos ha traído, y que nos envía a transmitir fielmente  a todo el mundo.

El estribillo nos invita a anunciar al mundo este amor de Dios, un amor que nadie más puede ofrecer, y que supera a cualquier otro. Considera a las personas que están desorientadas y extraviadas, a las que debe llegar el mensaje de Jesús, transmitido por sus discípulos. Éstos han de ir hasta los confines más remotos del Planeta, para invitar a los hijos alejados a que retornen a la Casa del Padre.

La otra estrofa menciona algunos títulos que son exclusivos de Jesucristo, el Mesías, Quien es presentado como dignísimo de toda alabanza.


Original

Tell the world of His love

 For God so loved the world
He gave us Him only Son
Jesus Christ our Savior
His most precious one.
He has sent us His message of love
and sends those who hear
To bring the message to everyone
in a voice loud and clear.

Let us tell the world of His love,
the greatest love the world has known
Search the world for those who have walked
astray and lead them home.
Fill the world's darkest corners
with His light from up above
Walk every step, every mile, every road
and tell the world,
Tell the world of His love.


Our Lord, our Savior, our King,
Emmanuelle, Prince of peace,
Begotten of de Father´s love
Born to set us free.
Let heaven and earth sing His praises.
His righteousness proclaim
Let every heart rejoice in His love
and magnify His name.

Estribillo
(bis)






Traducción

  Anuncien al mundo su Amor

Tanto amó Dios al mundo,
que le dio a su Único Hijo ,
Jesús, nuestro Salvador,
su más preciado Don.
 Él nos ha dado su mensaje de amor,
y envía a aquellos que lo oyen
a llevar ese mensaje a todo el mundo,
en voz alta y con fidelidad.

Permítannos hablarle al mundo de su amor,
el más grande amor que haya conocido,
buscar a aquellos que han errado el camino,
llevarlos de regreso al hogar
e iluminar hasta los rincones más oscuros del mundo
con su Luz celestial.
Peregrinar cada paso, cada milla, todo sendero,
y hablarle al mundo, hablarle al mundo de su amor.

Nuestro Dios, nuestro Salvador, nuestro Rey,
Emmanuel, el Príncipe de la paz.
Unigénito del amor del Padre,
nacido para hacernos libres.
Cantemos junto al Cielo y la Tierra
sus alabanzas.
Proclamemos su justicia,
alegrémonos de corazón por su amor,
y ensalcemos su Nombre.

Estribillo (bis)




Primera actualización de la entrada: 15/01/15. En el día del arribo del Santo Padre Francisco a Filipinas. Vigésimo aniversario de la Clausura de la X Jornada Mundial de la Juventud, presidida por San Juan Pablo II en Manila, capital de ese mismo país, con la segunda congregación de personas más grande de la historia de la humanidad (cinco millones):



Juan Pablo II en Manila
Misa de Clausura de la X JMJ (Manila, 1995)


Última actualización de la entrada: 18/01/15. En el día de la Misa de Clausura de la Visita del Papa Francisco a Filiinas, con la congregación de personas más numerosa de la historia de la humanidad (seis millones):


Su Santidad Francisco antes de la Misa de Clausura en Filipinas (18/01/15)



(Agradezco la traducción al español del original inglés de este himno, realizada por mi amigo personal Mariano Fragueiro, a quien le dedico esta entrada).

No hay comentarios:

Publicar un comentario