Buscar este blog

La verdadera Iglesia de Dios...

La verdadera Iglesia de Dios...

miércoles, 13 de enero de 2016

51° Congreso Eucarístico Internacional: Himno



Del 24 al 31 de enero de 2016, en el primer tramo del Año Santo de la Misericordia convocado por el Sumo Pontífice Francisco, tendrá lugar en Cebú, Filipinas, el 51° Congreso Eucarístico Internacional, magno evento de la Iglesia universal. El lema es "Cristo en nosotros, esperanza de la gloria".
Comparto con ustedes el himno oficial, traducido del original inglés y brevemente comentado:


Letra y Música: Jay-arr Felisilda Librando

Sentimos tu palabra ardiente dentro de nosotros, 
que ablandó la dureza de nuestro corazón 
y abrió nuestros ojos para que viéramos 
que en el Pan partido estás escondido.

Estribillo:

Señor, nos entregaste tu vida 
en el Pan y el Vino que vemos.
Diste fuerza a nuestros corazones 
y nos hiciste resplandecer de alegría.

Cuando comemos el Pan 
y bebemos de la Copa de Vino,
creemos que Cristo es para nosotros, 
la esperanza de gloria.

Tú trajiste un rayo de luz 
y reavivaste nuestra esperanza 
llevando nuestros corazones a anhelar tu amor
porque en ti está nuestra esperanza de gloria.

 Estribillo

 Por medio de tu propia Carne
vivificada por el Espíritu
has ofrecido la Vida por nosotros.
Como tu sudor se convirtió
en gotas de sangre que cayeron en el suelo,
así derramaste tu Sangre por nosotros.

Estribillo.

Comentario:

En la primera estrofa contemplamos el Misterio inefable del Dios escondido (latens Deitas, diría Santo Tomás de Aquino). Es Jesús Eucaristía, al que percibimos con los sentidos, en Quien creemos y a Quien reconocemos gracias a la Palabra de Dios que arde en nuestro corazón, abriendo nuestro ser a dicho Misterio, "como hizo en otro tiempo con los discípulos de Emaús".

El estribillo, en primer lugar, alude al carácter sacrificial del Banquete eucarístico y a sus efectos en quienes participan plenamente de él. Luego se refiere, de modo implícito, a la tensión existente entre el ahora del hombre peregrino que necesita de la Eucaristía, y la vida eterna y definitiva a la que aspiramos, y de la cual este Santísimo Sacramento es prenda y anticipo.
En la segunda estrofa, se describe a Cristo, que ha venido a iluminar nuestras tinieblas y a encender en nuestros corazones sedientos de amor, la antorcha de la esperanza.

La tercera estrofa menciona de modo explícito el santísimo Cuerpo y la preciosísima Sangre de Cristo, ofrecidos en holocausto por nosotros y vivificados para siempre por el Espíritu Santo.





7 de junio de 2015, solemnidad del santísimo Cuerpo y de la preciosísima Sangre de nuestro Señor Jesucristo. Entrada dedicada a Él.
(Última actualización de la entrada: 13/01/16).

No hay comentarios:

Publicar un comentario