Buscar este blog

La verdadera Iglesia de Dios...

La verdadera Iglesia de Dios...

domingo, 10 de septiembre de 2017

Bendición de los panes y del aceite de san Nicolás de Tolentino



Imagen relacionada


La parte V del Ritual de la Orden de San Agustín posee una introducción general para las bendiciones, a la que remitimos aquí. Esta es la quinta bendición que propone. Transcribo íntegros los números y apartados del Ritual:


e) Bendición de los panes y del aceite de San Nicolás de Tolentino

612. Se cuenta en la vida de San Nicolás de Tolentino que, estando en cierta ocasión seriamente enfermo, se le apareció en visión la Bienaventurada Virgen María y dulcemente le dijo que se procurase un panecillo y lo comiese remojado en agua, asegurándole que así se curaría. Así lo hizo el santo y recuperó inmediatamente la salud. En este suceso encuentra su origen la tradición piadosa del pan bendito de San Nicolás de Tolentino. Durante el resto de su vida, el santo recurría al pan remojado con agua para curar a enfermos. En este sentido y con este símbolo, el pueblo fiel acude a la intercesión de San Nicolás de Tolentino para pedir por su salud y la de sus seres queridos.

613. Bendición de los panes de S. Nicolás

Adviértase la alusión explícita al milagro bíblico de la multiplicación de los panes, y la implícita a la Parusía: 

Señor Jesucristo, que bendijiste los panes para alimento de la multitud, ben+dice ahora éstos, para que sean sustento espiritual a cuantos los tomen devotamente en honor de San Nicolás de Tolentino, y ayuden a quienes en ti esperan al Salvador de todos los hombres. Que vives y reinas por los siglos de los siglos.

R/. Amén.

O bien:

Bendito seas, Señor, que has colmado a todas las criaturas con tus bendiciones, atiende las súplicas de estos tus siervos, y concede que siempre que tomen estos panes en recuerdo y por intercesión de San Nicolás de Tolentino, sean bendecidos con tus dones celestiales y esforzándose siempre por lo que es santo, crezcan continuamente en el amor. Te lo pedimos por Jesucristo, nuestro Señor.

R/. Amén.

614. Bendición del aceite de San Nicolás de Tolentino

El aceite es uno de los alimentos típicos del área mediterránea. Entre los muchos aspectos que simboliza, el aceite se utiliza como medicina para el fortalecimiento y la cura de las partes de nuestro cuerpo heridas o contusionadas. En este sentido se lo asocia a San Nicolás de Tolentino, con fama de taumaturgo entre sus conciudadanos.

Señor Dios nuestro, que enviaste al mundo a tu Hijo, para soportar el peso de nuestros dolores y enfermedades, atiende la súplica de tu Iglesia por estas hermanas y hermanos nuestros, y concédeles que, con la intercesión de San Nicolás de Tolentino y fortalecidos con el poder de tu bendición + y de este óleo bendito, puedan reavivar en el flujo salvador de la Cruz la fuerza renovadora de la esperanza en sus vidas. Por Jesucristo, nuestro Señor.

R/. Amén.

O bien:

Bendito seas, Dios Padre nuestro, creador del cielo y de la tierra, que en el fruto del olivo nos has dado una señal de tu providencia y un mensaje de amor y de paz: extiende tu mano sobre nosotros y sobre este aceite; reaviva en nuestros corazones la luz de la fe y el fuego de tu amor, para que podamos reconocer a Jesucristo, tu Hijo presente en el sacramento de la Eucaristía, en la Iglesia y en el más pequeño de los hermanos. Por el mismo Jesucristo nuestro Señor.

R/. Amén.

Rito de conclusión

618. El celebrante concluye el rito, diciendo con las manos extendidas sobre los presentes:

Dios, que en Cristo nos ha revelado su gloria, haga que vuestra vida sea imagen suya, para que podáis un día gozar de su presencia gloriosa.

R/. Amén.

Y la bendición de Dios todopoderoso, Padre, Hijo + y Espíritu Santo, descienda sobre vosotros y os acompañe siempre.

R/. Amén.

10 de septiembe de 2017, domingo XXIII del Tiempo Ordinario.
Para los agustinos, este año no tine lugar la fiesta de san Nicolás de Tolentino, presbítero. Entrada dedicada a él.

No hay comentarios:

Publicar un comentario