Buscar este blog

La verdadera Iglesia de Dios...

La verdadera Iglesia de Dios...


sábado, 23 de junio de 2012

Letanías de San Juan Bautista




Hacia el final de la década de los años noventa, compuse las siguientes letanías en honor de San Juan Bautista, Precursor del Señor.

Cuando tuve la oportunidad de viajar a Roma por primera vez, en ocasión del Magno Jubileo del Año Santo 2000, se las ofrecí al santo en la Basílica romana a él dedicada: San Juan de Letrán, Catedral del Papa, "madre y cabeza de todas las iglesias de la Urbe y del orbe", como reza la incripción en la fachada (ver imagen que precede a las letanías).
Con todos los devotos, vuelvo espiritualmente al venerable Baptisterio de aquel lugar sagrado, también dedicado al Precursor, y rindo homenaje al más grande de los profetas.

(Las letanías pueden cantarse al comienzo de la Misa de la solemnidad del Natalicio de San Juan Bautista, (a cuyo guion se accede haciendo clic aquí) , o bien en la memoria litúrgica de su Martirio (29/08).




LETANÍAS DE SAN JUAN BAUTISTA (bíblicas)

Señor, ten piedad de nosotros
Cristo, ten piedad de nosotros
Señor, ten piedad de nosotros

Cristo, óyenos
Cristo, escúchanos

Dios Padre celestial, ten piedad de nosotros
Dios Hijo Redentor del mundo, ten piedad de nosotros
Dios Espíritu Santo, ten piedad de nosotros
Santa Trinidad, un solo Dios, ten piedad de nosotros

Santa María, Reina de los Profetas, ruega por nosotros
Nuestra Señora de la Visitación,

San Juan Bautista,                                                         
Profeta del Altísimo,                                                      
Precursor de Cristo,                                                     
Hijo de Zacarías e Isabel,
Juan, santificado en el seno materno,
Juan, de nacimiento admirable,                                              
Juan, de vida intachable,                                                
Juan, de muerte martirial,                                                
Juan, de gloria inefable,                                                    
Juan, el más grande de los nacidos de mujer,                  
Nuevo Elías,                                                                   
Voz que clama en el desierto,                                         
Llamado urgente a la penitencia y a la conversión,                    
Ejemplo de obediencia,                                                  
Modelo de vida contemplativa,                                         
Pregonero de la Verdad,                                                 
Heraldo del Mesías,                                                         
Primicia de la Buena Nueva,                                            
Amigo del Esposo,                                                             
Lámpara encendida,                                                         
Mensajero de esperanza,                                                   
Camino hacia el Cordero,                                                 
Palmera florida,                                                               
Grande como los cedros del Líbano,                                
Fuerte como el roble,                                                        
Duro como el mármol,                                                     
Noble como el oro de Ofir,
Puro como la miel silvestre,
Esplendor del Jordán,
Anticipo del nuevo Bautismo,
Ánfora de agua pura,
Justicia de los oprimidos,
Protector de los débiles,
Riqueza de los pobres,
Guía de los catecúmenos,
Fortaleza de los bautizados,
Testigo de la luz,
Antorcha de la Santa Iglesia,            
                          
Cordero de Dios, que quitas los pecados del mundo, perdónanos, Señor.
Cordero de Dios, que quitas los pecados del mundo, escúchanos, Señor.
Cordero de Dios, que quitas los pecados del mundo, ten piedad de nosotros.     
                  

Oración
 
Dios todopoderoso, concede a tu Pueblo la gracia de avanzar por el camino de la salvación, para que siguiendo las exhortaciones del santo Precursor Juan, llegue seguro a Aquel a Quien el gran Profeta señaló como el Cordero de Dios, nuestro Señor Jesucristo, que vive y reina por los siglos de los siglos. Amén.            


23 de junio de 2012, primeras vísperas de la solemnidad del Nacimiento de San Juan Bautista. Entrada dedicada al magno Profeta.
(Última actualización de la entrada: 22/06/18).




No hay comentarios:

Publicar un comentario