Buscar este blog

La verdadera Iglesia de Dios...

La verdadera Iglesia de Dios...


martes, 3 de abril de 2018

Particularidades litúrgicas de la Misa en los días de la Octava Pascual


Las santas mujeres "miróforas"


Los días que van desde Pascua de Resurrección hasta el domingo siguiente, constituyen la "Octava pascual", y se rigen por normas litúrgicas particulares. El Domingo de Pascua es el Día más santo y solemne del Año litúrgico. El domingo que le sigue es el día propio de la "Octava" y se llama también "Domingo II de Pascua o de la Divina Misericordia", o Dominica in albis. Popularmente suele llamarse "Domingo de Cuasimodo", por el introito latino de la Misa, que comienza así: "Quasi modo...". (Para profundizar sobre las peculiaridades de este y de los demás Domingos del Tiempo pascual, hacer clic aquí).

*El color litúrgico es siempre blanco o festivo. Entiéndase "o festivo" en el sentido de ornamentos más solemnes (dorados, plateados o con detalles de esas tonalidades u otras semejantes).

*Del lunes de la Octava de Pascua hasta el sábado siguiente, no está permitido celebrar ninguna Misa que no sea la propia del día (siempre con "Gloria" y sin "Credo"). En las Misas dominicales de Pascua y de la Divina Misericordia se canta o recita, aparte del "Gloria", el "Credo".

*La Secuencia de Pascua (Victimae paschali laudes) es obligatoria solamente en las Misas del Domingo de Resurrección, y optativa en las Misas de cada día de la Octava y en las de la Divina Misericordia. No está prevista para la Solemne Vigilia Pascual. Siempre se escucha estando sentados.

*Toda celebración, incluso las patronales, o bien se adaptan a la liturgia diaria sin cambiarle nada a esta, o bien se trasladan a la próxima semana.

*El viernes de la Octava pascual no es día penitencial. En efecto, los días de la Octava de Pascua son, para la liturgia, como una única fiesta. 

*Se emplea el Prefacio de Pascua I y se dice desde el Domingo de Resurrección hasta el de la Divina Misericordia inclusive: "...pero más que nunca en este día...".

*No puede emplearse la Plegaria Eucarística IV ni tampoco las para Misas con niños, pues todas son  inseparables de su Prefacio.

*Tampoco pueden emplearse las Plegarias Eucarísticas de Reconciliación pues deben ser usadas siempre  con su Prefacio propio o con otro de carácter penitencial.

*Se pronuncian las partes propias del mismo Día de Pascua, señaladas en las otras Plegarias Eucarísticas.

*Es oportuno emplear la "Bendición Solemne de Pascua".

*En todos los días de la Octava, (como en las Vigilias Pascual y de Pentecostés, y en las Misas del día de esas solemnidades), a la despedida final se añade doble "Aleluya".

*Es oportuno cantar al final de la Misa de estos días (como durante todo el Tiempo pascual) la antífona mariana Regina Caeli.
 

3 de abril de 2018, martes de la Octava de Pascua. Entrada dedicada al Señor Resucitado y a su Santísima Madre. 

Jesús Resucitado y su Madre

No hay comentarios:

Publicar un comentario