Buscar este blog

La verdadera Iglesia de Dios...

La verdadera Iglesia de Dios...


domingo, 3 de junio de 2018

Letanías al Santísimo Sacramento





A continuación, ofrezco dos esquemas de letanías al Santísimo Sacramento. Uno antiguo (I), y el otro recientemente aprobado (II) por la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos:

Esquema I

Un antiguo libro de oraciones, el Fasciculus Sacrarum Orationum et Litaniarum ad usum quotidianum Christiani hominis, ex sanctis Scripturis et Patribus collectus, de 1612, contiene el siguiente formulario de letanías para al Santísimo Sacramento de la Eucaristía (pp. 263-273), que he querido transcribir, en un deseo de rescatar del olvido algunas piezas preciosas de la liturgia y de la piedad católicas:


LITANIAE DE VENERABILI SACRAMENTO 

Señor, ten piedad
Cristo, ten piedad
Señor, ten piedad

Cristo, óyenos
Cristo, escúchanos

Dios Padre Celestial, ten piedad
Dios Hijo Redentor del mundo,
Dios Espíritu Santo,
Santa Trinidad, un solo Dios, (esta respuesta se repite en las siguientes invocaciones)


Pan de los ángeles,
Pan Vivo bajado del Cielo,
Pan exquisito, que contiene en Sí toda delicia,
Pan dado para la vida del mundo,
Pan que eres prenda y deleite del Reino,
Pan de vida y sabiduría,
Pan verdadero que nos confortas,
Dios escondido y salvador,
Tú, cuyo Espíritu es más dulce que la miel,
Tú, cuya comunión alegra y regocija,
Tú, cuya herencia es dulcísima,
Tú, de cuya plenitud todos hemos recibido,
Tú, en Quien exultan nuestra alma y nuestro cuerpo,
Tú, en Quien está toda esperanza de vida, virtud, gracia y verdad,
Maná escondido,
Cofre de amor,
Fruto del más bello Árbol,
Trigo de los elegidos,
Fuente de dulzura y de gracia,
Manantial de Vida,
Piedra de la que mana miel,
Tesoro de la Casa de Dios,
Torrente de gozo,
Antídoto de inmortalidad,
Fruto de Vida eterna,
Hostia santa,
Gema preciosa,
Margarita escondida,
Cordero sin mancha,
Manjar espiritual degustado en propia fuente,
Suma de perfección,
Diluvio de generosidad,
Vínculo de paz y caridad,
Remanso de las almas santas,
Inapreciable riqueza de los creyentes,
Propiciación de los pecadores,
Solaz de los afligidos,
Alimento de los hambrientos,
Medicina de los enfermos,
Viático de los que mueren,
Prenda de la gloria futura,

Senos propicio, perdónanos, Señor
Senos propicio, escúchanos, Señor,

De la indigna recepción de este Sacramento, líbranos, Señor (esta respuesta se repite en las siguientes invocaciones)
De la concupiscencia de la carne y de los ojos,
De la soberbia,
De toda ocasión de pecado,
Por tu deseo de comer esta Pascua con los tuyos,
Por la suma humildad con que lavaste los pies a tus discípulos,
Por la ardentísima caridad con que instituiste este Divino Sacramento,
Por la Sangre preciosa que nos dejaste en el Altar,
Por las cinco sacratísimas Llagas en tu Cuerpo, aceptadas por nosotros,

Nosotros que somos pecadores, te rogamos, óyenos  (esta respuesta se repite en las siguientes invocaciones)
Para que te dignes conservar y acrecentar en nosotros la fe, reverencia y devoción a este admirable Sacramento,
Para que te dignes resucitarnos de la muerte del pecado a la Vida eterna,
Para que te dignes erradicar de nosotros todo vicio,
Para que te dignes confirmar nuestra fe y confortarnos con tu gracia,
Para que te dignes preservarnos del mal y de todo pecado,
Para que te dignes fortalecernos y protegernos contra todas las insidias de nuestros enemigos,
Para que te dignes multiplicar y aumentar en nosotros tus dones,
Para que te dignes iluminar y purificar nuestras mentes con la gracia de tu visita,
Para que te dignes deleitarnos y y hacer que nos gocemos siempre en Ti,
Para que te dignes encender en nosotros la Llama de tu amor,
Para que te dignes colmar nuestras almas con este Manjar amoroso,
Para que te dignes transformarnos en Ti,
Para que te dignes unirnos a Ti con vínculo de amor eterno,
Para que te dignes consolarnos y protegernos con este Viático celestial en la hora de la muerte,
Para que te dignes conducirnos a la Cena de la Vida eterna,
Hijo de Dios,

Cordero de Dios que quitas los pecados del mundo, perdónanos, Señor
Cordero de Dios que quitas los pecados del mundo, escúchanos, Señor
Cordero de Dios que quitas los pecados del mundo,  danos la paz

Cristo, óyenos
Cristo, escúchanos

Señor, ten piedad,
Cristo, ten piedad,
Señor, ten piedad

Padrenuestro...

V. El Señor misericordioso y compasivo hizo memoria de sus maravillas.
R.Y dio alimento a los que le temen.

V. Señor, nos diste el Pan del Cielo,
R. Que contiene en Sí toda delicia.

V. Cristo Señor, de tu Altar hemos recibido.
R. Lo que alegra nuestra carne y nuestro corazón.

V. Señor, escucha mi oración.
R. Y llegue a Ti mi clamor.

Oraciones

Señor Jesucristo, Hijo de Dios Vivo, que por la voluntad del Padre y la cooperación del Espíritu Santo, por tu Muerte, vivificaste al mundo, por el inefable Sacramento de tu Cuerpo y de tu Sangre, líbranos de todo mal e inseguridad, haznos adherir a tus mandatos y no permitas que seamos separados de Ti.

Dígnate, Señor, te rogamos, curar las enfermedades de nuestra alma, para que purificados de nuestras faltas y habiendo recibido la gracia del perdón, nos alegremos siempre con tu bendición.

Dios, que nos dejaste en este admirable Sacramento el Memorial de tu Pasión, concédenos venerar de tal manera los sagrados Misterios de tu Cuerpo y de tu Sangre, que podamos experimentar siempre en nosotros los frutos de tu redención.

Dios, que has preparado bienes invisibles para quienes te aman, infunde en nuestros corazones el afecto de tu amor, para que amándote en todo y sobre todas las cosas, alcancemos tus promesas que superan todo deseo.

Dios, que nos renuevas a tu imagen por este Sacramento, guía nuestros pasos por tus sendas, y haznos recibir por tu clemencia, el don de la caridad que anhelamos. Por nuestro Señor Jesucristo...

V. Bendigamos al Señor.
R. Demos gracias a Dios.

V. Que las almas de los fieles difuntos, por la misericordia divina, descansen en paz.
R. Amén.


Esquema II

En este segundo esquema de Letanías al Santísimo Sacramento, ofrecemos la versión latina oficial del texto aprobado por la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos, el 30 de mayo de 2013 (Prot. N. 1050/11/L, in Notitiae, vol. 49 (2013), n° 5-6, p. 236-247). Pueden emplearlo los fieles en la devoción privada y en la pública, incluso ante el Santísimo expuesto.

La traducción al español que añado más abajo, corresponde a la página http://www.vidasacerdotal.org/
Adviértase que hay invocaciones idénticas o similares respecto del Esquema I. Por otra parte,  determinadas invocaciones que en el primer Esquema se presentan como obligatorias, en el que sigue son optativas. La oración conclusiva del esquema II es la típica de santo Tomás de Aquino. En el Esquema I, aparte de esta, como puede apreciarse más arriba, se han añadido otras:

I.

vel A

Kýrie, eléison.
Kýrie, eléison

Christe, eléison.
Christe, eléison

Kýrie, eléison.
Kýrie, eléison

Christe, audi nos.
Christe, audi nos

Christe, exáudi nos.
Christe, exáudi nos

vel B

Pater de caelis, Deus, miserére nobis
Fili, Redémptor mundi, Deus, miserére nobis
Spíritus Sancte, Deus, miserére nobis
Sancta Trínitas, unus Deus, miserére nobis

II

Panis vive, qui de caelo descendísti, miserére nobis
Deus abscónditus et Salvátor, miserére nobis
Fruméntum electórum, miserére nobis
Hóstia sancta, miserére nobis
Hóstia vivens, miserére nobis
Hóstia Deo placens, miserére nobis miserére nobis
Angelórum esca, miserére nobis
Manna abscónditum, miserére nobis
Oblátio munda, miserére nobis
Iuge sacrifícium, miserére nobis
Agne absque mácula, miserére nobis
Mensa puríssima, miserére nobis
Cibus et convívia, miserére nobis
Calix benedictiónis, miserére nobis
Offerens et oblátio, miserére nobis
Mystérium fídei, miserére nobis
Sacraméntum pietátis, miserére nobis
Vínculum caritátis miserére nobis
Memória mirabílium Dei, miserére nobis
Panis supersubstantiális,miserére nobis
Incruéntum sacrifícium, miserére nobis
Sacrosánctum et augustíssimum mystérium, miserére nobis
Divínum immortalitátis phármacum, miserére nobis
Gratiárum potíssimum adiuméntum, miserére nobis
Praecélsum et venerábile Sacraméntum, miserére nobis
Sacrifícium ómnium sanctíssimum, miserére nobis
Verbum caro factum, hábitans in nobis, miserére nobis
Caeléste antídotum, quo a peccátis praeservámur, miserére nobis
Sacratíssima Domínicae Passiónis commemorátio, miserére nobis
Stupéndum supra ómnia miráculum, miserére nobis
Donum transcéndens omnem plenitúdinem, miserére nobis
Memoriále praecípuum divíni amóris, miserére nobis
Divitiárum Dei infinítum thesáurum, miserére nobis
Treméndum ac vivíficum Sacraméntum, miserére nobis
Reféctio animárum sanctárum, miserére nobis
Dulcíssimum convívium, cui minístrant Angeli, miserére nobis
Sacrifícium vere propitiatórium pro vivis et defúnctis, miserére nobis
Viáticum in Dómino moriéntium, miserére nobis
Pignus futúrae glóriae, miserére nobis

III

Propítius esto, líbera nos, Dómine
Ab indígna Córporis et Sánguinis tui susceptióne, líbera nos, Dómine
A concupiscéntia carnis, líbera nos, Dómine
A concupiscéntia oculórum, líbera nos, Dómine
A supérbia vitae, líbera nos, Dómine
Ab omni peccándi occasióne, líbera nos, Dómine

IV

Per desidérium illud, quo hoc Pascha cum discípulis manducáre desiderásti, líbera nos, Dómine
Per summam humilitátem, qui discipulórum pedes lavásti, líbera nos, Dómine
Per ardentíssimam caritátem, qua hoc divínum Sacraméntum instituísti, líbera nos, Dómine
Per Sánguinem tuum pretiósum, quem nobis in altári reliquísti, líbera nos, Dómine
Per quinque vúlnera huius tui Córporis sacratíssimi, quod pro nobis suscepísti, líbera nos, Dómine

V

Peccatóres, te rogámus, audi nos
Ut in nobis fidem, reveréntiam et devotiónem erga hoc admirábile Sacraméntum augére et conserváre dignéris, te rogámus, audi nos
Ut ad frequéntem usum Eucharístiae per veram peccatórum confessiónem nos perdúcere dignéris, te rogámus, audi nos
Ut nos ab omni haéresi, perfídia ac cordis caecitáte liberáre dignéris, te rogámus, audi nos
Ut sanctíssimi huius Sacraménti pretiósos et caeléstes fructus nobis impertíri dignéris, te rogámus, audi nos
Ut in hora mortis nostrae hoc caelésti viático nos confortáre et muníre dignéris, te rogámus, audi nos
Iesu, Fili Dei, te rogámus, audi nos

VI

vel A

Christe, audi nos.
Christe, audi nos

Christe, exáudi nos.
Christe, exáudi nos

vel B

Agnus Dei, qui tollis peccáta mundi, parce nobis, Dómine
Agnus Dei, qui tollis peccáta mundi, exáudi nos, Dómine
Agnus Dei, qui tollis peccáta mundi, miserére nobis, Dómine.

Orémus

Deus, qui nobis sub sacraménto mirábili passiónis tuae memóriam reliquísti, tríbue, quaésumus, ita nos Córporis et Sánguinis tui sacra mystéria venerári, ut redemptiónis tuae fructum in nobis iúgiter sentiámus Qui vivis et regnas in sáecula saeculórum.


Letanías del Santísimo Sacramento en español

I.

Opción A

Señor, ten piedad.
Señor, ten piedad;

Cristo, ten piedad.
Cristo, ten pedad

Señor, ten piedad;
Señor, ten piedad;

Cristo, óyenos.
Cristo, óyenos.

Cristo, escúchanos;
Cristo, escúchanos.

O bien opción B

Dios, Padre celestial, ten piedad de nosotros.
Dios Hijo, Redentor del mundo, ten piedad de nosotros.
Dios Espíritu Santo, ten piedad de nosotros.
Santísima Trinidad, un solo Dios, ten piedad de nosotros.

II

Pan vivo, que bajaste del cielo, ten piedad de nosotros.
Dios escondido, y Salvador, ten piedad de nosotros.
Trigo de los elegidos, ten piedad de nosotros.
Hostia santa, ten piedad de nosotros.
Hostia viva, ten piedad de nosotros.
Hostia que agradas a Dios, ten piedad de nosotros.
Comida de Ángeles, ten piedad de nosotros.
Maná escondido, ten piedad de nosotros.
Ofrenda limpia, ten piedad de nosotros.
Sacrificio perpetuo, ten piedad de nosotros.
Cordero sin mancha, ten piedad de nosotros.
Mesa purísima, ten piedad de nosotros.
Comida y banquete, ten piedad de nosotros.
Cáliz de bendición, ten piedad de nosotros.
Oferente y oblación, ten piedad de nosotros.
Misterio de fe, ten piedad de nosotros.
Sacramento de piedad, ten piedad de nosotros.
Vínculo de caridad, ten piedad de nosotros.
Memoria de las maravillas de Dios, ten piedad de nosotros.
Pan de cada día, ten piedad de nosotros.
Sacrificio incruento, ten piedad de nosotros.
Sacrosanto y augustísimo misterio, ten piedad de nosotros.
Remedio divino de la inmortalidad, ten piedad de nosotros.
Instumento poderosísimo de las gracias, ten piedad de nosotros.
Sacramento excelso y venerable, ten piedad de nosotros.
Sacrificio santísimo de todos, ten piedad de nosotros.
Verbo hecho carne, que habitas entre nosotros, ten piedad de nosotros.
Antídoto celestial, que nos preserva del pecado, ten piedad de nosotros.
Conmemoración santísima de la Pasión del Señor, ten piedad de nosotros.
Milagro que asombra sobre todas las cosas, ten piedad de nosotros.
Don que trasciende toda plenitud, ten piedad de nosotros.
Memorial del amor divino, ten piedad de nosotros.
Tesoro infinito de las riquezas de Dios, ten piedad de nosotros.
Asombroso y vivífico Sacramento, ten piedad de nosotros.
Descanso de las almas santas, ten piedad de nosotros.
Dulcísimo convite que sirven los Ángeles, ten piedad de nosotros.
Sacrificio propiciatorio por vivos y muertos, ten piedad de nosotros.
Viático de los que mueren en el Señor, ten piedad de nosotros.
Prenda de la futura gloria, ten piedad de nosotros.

III

Sé propicio, líbranos, Señor.
De la indigna comunión de tu Cuerpo y Sangre, líbranos, Señor.
De la concupiscencia de la carne, líbranos, Señor.
De la concupiscencia de los ojos, líbranos, Señor.
De la soberbia de la vida, líbranos, Señor.
De toda ocasión de pecado, líbranos, Señor.

IV

Por tu ardiente deseo por el que quisiste comer esta Pascua con tus discípulos, líbranos, Señor.
Por la profunda humildad con que lavaste los pies a tus discípulos, líbranos, Señor.
Por la ardentísima caridad con que instituiste este Divino Sacramento, líbranos, Señor.
Por tu preciosa Sangre que nos dejaste en el altar, líbranos, Señor.
Por las cinco Llagas de su sacratísimo Cuerpo que recibiste por nosotros, líbranos, Señor.

V

Pobres pecadores, te rogamos, escúchanos, Señor
Para que te dignes aumentar y conservar en nosotros la fe, la reverencia y la devoción a este admirable Sacramento, te rogamos, escúchanos, Señor
Para que te dignes conducirnos al frecuente uso de la Eucaristía mediante la verdadera confesión de los pecados, te rogamos, escúchanos, Señor
Para que te dignes librarnos de toda herejía, perfidia y ceguera de corazón, te rogamos, escúchanos, Señor
Para que tengas a bien concedernos los preciosos y celestiales frutos de este Santísimo Sacramento, te rogamos, escúchanos, Señor
Para que a la hora de nuestra muerte te dignes confortarnos y fortalecernos con este Viático celestial, te rogamos, escúchanos, Señor
Jesús, Hijo de Dios, te rogamos, escúchanos, Señor.

VI

Opción A

Cristo, óyenos.
Cristo, óyenos.

Cristo, escúchanos;
Cristo, escúchanos.

O bien opción B

Cordero de Dios, quien quita los pecados del mundo, perdónanos, Señor.
Cordero de Dios, quien quita los pecados del mundo, escúchanos, Señor.
Cordero de Dios, quien quita los pecados del mundo, ten piedad de nosotros.

Oremos.

Oh, Dios, que en este admirable sacramento nos dejaste el memorial de tu Pasión, te pedimos nos concedas venerar de tal modo los sagrados misterios de tu Cuerpo y de tu Sangre, que experimentemos constantemente en nosotros el fruto de tu redención. Tú que vives y reinas por los siglos de los siglos. Amén.


3 de junio de 2018, solemnidad del Santísimo Cuerpo y de la Preciosísima Sangre de Cristo. Entrada dedicada a Jesús Eucaristía.

No hay comentarios:

Publicar un comentario