Buscar este blog

La verdadera Iglesia de Dios...

La verdadera Iglesia de Dios...

martes, 22 de marzo de 2016

Ejercicios piadosos en Semana Santa


 


Vía Crucis

El Vía Crucis, que conviene que se rece cualquier día del año, en especial los viernes, (y particularmente los de Cuaresma), es el principal ejercicio de devoción de la Semana Santa (1). Está permitido que se sustituya por otra alguna de las catorce estaciones tradicionales. Es aconsejable que luego de la última estación se haga la "memoria de la Resurrección del Señor" (2), con palabras y/o imágenes. La representación viviente del Vía Crucis, más que una mera teatralización, es un importante sacramental que se puede realizar cualquier día del año fuera del Tiempo Pascual (piénsese, por ejemplo, en los ya célebres Vía Crucis de las Jornadas Mundiales de la Juventud), pero muy especialmente, en los días de Semana Santa.

Via Matris
 
El Via Matris (3) o meditación de los dolores de la Santísima Virgen, durante la Cuaresma armoniza elocuentemente con el Via Crucis, y como complemento suyo, puede enriquecerlo con un "trasfondo mariano". En su forma tradicional consta de siete estaciones que invitan a la contemplación de los siete dolores de María. En algunos lugares se realiza el viernes que precede al comienzo de la Semana Santa, en que se hace conmemoración de "Santa María junto a la Cruz", y se canta la célebre secuencia Stabat Mater, propia de la memoria litúrgica de Nuestra Señora de los Dolores (15/09). El Planctus Mariae,  la "Hora de la Dolorosa" (o  "El Pésame"), todos de alto valor literario y musical, son otros ejercicios análogos de meditación de los Dolores y de la Soledad de Nuestra Señora.
Tan indisolublemente unida a Cristo estuvo su Madre que en la gran Semana del Año la Iglesia quiere hacer memoria de ella. De hecho, en la liturgia del Viernes Santo, la Santa Sede ha aprobado para muchos países la "Memoria de los Dolores de la Santísima Virgen", situándola inmediatamente después del rito de la Adoración de la Cruz.

Santo Rosario

Por otra parte, durante todos los días de la Semana Mayor del año, es oportuno rezar los mysteria doloris (misterios dolorosos) del santo Rosario, a excepción del Jueves, en que conviene meditar con los mysteria lucis (misterios luminosos), por celebrarse el último de ellos, que ha de mencionarse así: "La Institución de la Santísima Eucaristía y del Orden sacerdotal".
Luego de la Vigilia Pascual y hasta el Domingo de la Divina Misericordia inclusive, se rezan los mysteria gloriae (misterios gloriosos), por tratarse de la Semana de la Octava de Pascua, que para la liturgia  constituye como un único día de fiesta (4).

Ángelus
 
El Ángelus se reza hasta antes de la Vigilia Pascual, a partir de la cual es suplido por la antífona Regina Caeli hasta la solemnidad de Pentecostés inclusive.


La tradición de peregrinar, luego de la Misa In Cena Domini, a siete templos para adorar al Señor Sacramentado, repuesto en una urna, es un modo de acompañarlo en esta noche de abandono y soledad. No se trata de una "participación en los ritos funerarios de Jesús" (5), como erróneamente se cree en algunos lugares, pues nuestra fe nos dice que Cristo, "inmolado, ya no muere más; muerto, vive para siempre" (6).

Procesión con el Cristo yacente (7)

En muchos lugares, el Viernes Santo, se realiza la procesión con el Cristo yacente y la Virgen de los Dolores. Suelen ser llevados en procesión también otros santos relacionados con el acontecimiento histórico de la Pasión del Señor: Juan Evangelista, María Magdalena, Verónica, José de Arimatea. A veces se exponen también escenas enteras de algún episodio de la Pasión.

Otros ejercicios
 
Ese mismo día Viernes Santo se realizan otros ejercicios como el de la "Meditación de las Siete palabras" (que en realidad fueron las últimas "frases" pronunciadas por el Señor antes de morir), o la "Hora de la Madre" (8) del Sábado Santo, en que los fieles oran con María ante el misterio de la Sepultura del Señor, en la luz esperanzadora de la inminente Resurrección.
No podemos olvidar aquí que el Viernes Santo comienza la novena a la Divina Misericordia, devoción felizmente cada vez más difundida en el mundo.


1. Cf. Directorio sobre piedad popular y liturgia, de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos, 131.
2. Ibíd. n. 134.
3. Ibíd. nn. 136, 137, 145.
4. Ibíd. n. 100.
5. Ibíd. n. 141.
6. Prefacio de Pascua III. Cf. Rm. 6, 9.
7. Ibíd. n. 142.
8. Cf. Ibíd. n. 147.


22 de marzo de 2016, Martes santo. (Entrada dedicada a Cristo sufriente, muerto y resucitado por nuestra salvación).


Judas abandona la Última Cena para vender a Jesús
 

3 comentarios:

  1. Gracias como siempre por tan útiles consejos !!

    ResponderEliminar
  2. Hola, mi niño se prepara para la primera comunión, en estos días santos El prefiere escuchar y ve las misas transmitidas desde el Vaticano con la misa del Santo Padre. ¿Es válido escucharla?, ya que todavía no comulga, considero lo puede hacer, pero me gustaría me diera una respuesta bien fundamentada. Gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Bendiciones!
      Estar preparándose para la Primera Comunión es una gracia de Dios no solo para su niño sino también para toda la familia. ¡Felicitaciones a ustedes!
      Con respecto a la pregunta que me hace, debo decirle que es admirable la intención de él de ver las transmisiones de las celebraciones papales. Es algo no muy común en los niños. Hay que alentarlo a ello e ir explicándole en la misma transmisión la importancia de cada parte de la Misa. Hay que decirle que la Misa que preside el Santo Padre es la misma que la de cada sacerdote en su comunidad, aunque esta no sea tan solemne. Hasta que haga su Primera Comunión, este es un hermoso primer paso para que vaya comprendiendo la importancia del Santo Sacrificio, sobre todo porque se trata de una iniciativa del pequeño. Dios prepara paternalmente nuestro corazón para recibir a su Hijo Jesús de los modos más insospechados. Luego de que haya recibido a Jesús Sacramentado por primera vez, sí deberá acudir cada domingo al templo (salvo que alguna causa seria se lo impida) porque se trata de un Mandamiento de la ley de Dios ("santificar las fiestas") que se cumple mediante la participación personal y activa en el culto.
      Que esta elección del niño sea un hermoso camino hacia su encuentro con nuestro Salvador.
      El Rey de reyes les conceda una fructífera celebración de la Semana Santa de este año 2017.

      Eliminar