Buscar este blog

La verdadera Iglesia de Dios...

La verdadera Iglesia de Dios...


miércoles, 31 de enero de 2018

San Juan Bosco, presbítero: himnos litúrgicos




Cada 31 de enero, la Familia salesiana celebra la "solemnidad" de san Juan Bosco, presbítero, patrono de la juventud, inscripto el mismo día en el Calendario General con el grado de "memoria obligatoria". Los siguientes son los himnos litúrgicos propios de los salesianos:


I Vísperas

Gracias, Señor, te damos, por Juan Bosco,
a quien llamamos padre. Tú le diste
un corazón inmenso como el mar,
desbordante de paz y de alegría.

Como pastor, él siempre va adelante,
y sabe hacerse amigo y nos protege.
Y si hay espinas en nuestro camino,
él nos señala el cielo y las estrellas.

Nos dio en herencia la sabiduría
de la fe, la razón y la bondad.
Y él es la casa siempre abierta, donde
caben todos los jóvenes del mundo.

Su nombre es un mensaje de tu amor
a los jóvenes, luz de tu sonrisa;
palabra de esperanza que sembramos
con fe en el surco abierto de la historia.

Gracias, Señor, te damos por Juan Bosco.
Que su espíritu aliente en nuestro espíritu,
y que un día podamos a su lado
cantar tus alabanzas en el Cielo. Amén.


Oficio de lectura

Santo alegre, san Juan Bosco,
que enseñaste a tus muchachos
que quien es un santo triste
suele ser un triste santo,
danos hoy desde tu cielo
de músicas y de cantos,
la gracia de la alegría
de vivir como cristianos.

Tú, maestro de sonrisas,
hijo del Resucitado,
supiste andar sobre rosas
con paso firme, pisando
las espinas que te herían
juntamente con los pétalos;
haz que sintamos la Pascua
mientras vamos caminando.

Que este mundo sea más justo,
más hermoso, más humano;
que haya paz y amor en todos,
que se acabe ya el pecado;
que sepamos, san Juan Bosco,
trabajar por los hermanos
que Jesús llamó pequeños
y bendijo con su mano.

Gloria al Padre, gloria al Hijo,
gloria al Espíritu Santo. Amén.


Laudes

Señor, hoy celebramos la memoria
de nuestro padre y guía, san Juan Bosco.
Tú lo enviaste como mensajero
de tu bondad al mundo y a los jóvenes.

Soñó desde pequeño en ser pastor
de la grey que ponías en sus manos.
Y le diste en María una Maestra
que le enseñara la sabiduría.

Él caminó por una senda dura,
pero con alegría y esperanza.
Y supo hacerse todo para todos,
imagen transparente de tu amor.

Él nos unió en familia y quiso darnos
su corazón para seguir como él
acogiendo a tus hijos más humildes
y hacerlos ciudadanos de tu Reino.

Haz que como él seamos portadores
de tu amor a los jóvenes, y junto
con él, cantemos siempre la alabanza
a Ti, Padre, a tu Hijo, y al Espíritu. Amén.


Hora intermedia

¡Con qué poder todavía
tu rostro irradia esa magia
que cautiva y que contagia
como ninguno podría!
Tu bondad y cercanía
son mensajes del amor
de Jesús, el Buen Pastor
que a los jóvenes te manda
y tu corazón se agranda,
¡enviado del Señor!

Juan Bosco vive: su aliento
se percibe en la tersura
de las frentes, la frescura
de los ojos y el acento
de la voz, y en el contento
de que asiste, guiadora,
cada día, cada hora,
como luz de la existencia,
la solícita presencia
de María Auxiliadora. Amén.


 II Vísperas (como en las I vísperas)


31 de enero de 2018, memoria litúrgica (para los salesianos, solemnidad) de san Juan Bosco, presbítero. Entrada dedicada a él.


 

No hay comentarios:

Publicar un comentario