Buscar este blog

La verdadera Iglesia de Dios...

La verdadera Iglesia de Dios...

sábado, 28 de julio de 2012

Himnos JMJ IX: Toronto, 2002





Las "Jornadas Mundiales de la Juventud", cuyo fundador es San Juan Pablo II, se han convertido en un fenómeno de alcance verdaderamente universal. Quiero evocar a una de ellas, al cumplirse diez años.
Efectivamente, del 23 al 28 de julio de 2002 tuvo lugar la 17° Jornada Mundial de la Juventud en Toronto, Canadá. El lema de esta Jornada fue: "Vosotros sois la sal de la tierra... Vosotros sois la luz del mundo" (Mt. 5, 13-14). Fue la última que pudo presidir el santo Pontífice Juan Pablo II. El logo, en la imagen de arriba.
El 28 de julio, en la multitudinaria Misa de Clausura, el Santo Padre anunció que la próxima tendría lugar tres años después, en 2005, en la ciudad germana de Colonia. Solamente Dios sabía entonces que sería presidida por un Papa oriundo del país anfitrión: el alemán Joseph Ratzinger, nuestro actual amado Pontífice. En efecto, el Papa Wojtila fallecería el 2 de abril de 2005.
La mencionada Misa de Clausura empezó con un día nublado, luego de una noche tormentosa. En el momento de la homilía, comenzaron a abrirse las nubes, y se asomó el sol iluminando a Juan Pablo II, quien, levantando la mano derecha, exclamó: "Tenemos el sol. Lluvia, viento y sol", ante la ovación de los jóvenes presentes.  Ver el siguiente vídeo, realizado por la Familia Sodálite (4´ 55¨):




Signo este (el del sol), que parecía presagiar de antemano la futura glorificación de este Papa, que por voluntad divina, acaecería apenas nueve años después.
Las imágenes finales de esta solemne Eucaristía mostraban al inolvidable Papa polaco, con la casulla verde,  de pie, en la plataforma móvil, visiblemente cansado, pero sostenido por la fuerza grandiosa de su fe, mientras se cantaba el himno oficial de la Jornada, en su versión internacional. (Reproducir el vídeo del final de esta entrada).
Copio a continuación la traducción al español de dicho himno, cuyo nombre original es Lumière du monde:

Aquel a quien hemos podido ver,
Aquel que nuestras manos han podido sentir,
Aquel a quien pudimos escuchar,
El que reconocimos en nuestro corazón,
aquí está; os lo anunciamos hoy.
Resplandece con su luz,
es del mundo el Salvador.

LUZ DEL MUNDO...

Hay tantos entre tanta oscuridad
y tantos en el mundo que duermen sin cesar.
Hagámosles, hermanos, despertar,
salir de su dolor, brindarles amistad
y juntos enfrentar el temporal,
seamos en la noche pregoneros de la luz...

LA LUZ EN EL MUNDO,
SAL DE LA TIERRA,
SEAMOS PARA EL MUNDO
EL ROSTRO DEL AMOR.
LA LUZ EN EL MUNDO
CRISTO ES LA LUZ;
SEREMOS SU REFLEJO
Y POR SIEMPRE BRILLAREMOS 
CON SU LUZ .

Hay tantos que se pierden al buscar
sentido de vivir, razones para amar.
Si los pudiéramos acompañar,
compartir su dolor, presentarles a Jesús,
quizás ellos pudiesen comprender
que es en el partir del pan que podemos renacer...

LA LUZ EN EL MUNDO...

No servirá la sal sin su sabor
y no iluminará, escondida, la luz.
La Gracia llene nuestro corazón 
y el Espíritu de Dios nos inunde con su Don.
Que nuestra vida alumbre con la luz,
La justicia y el amor de nuestro Señor Jesús.

LUZ DEL MUNDO...





Hoy, 28 de julio de 2012, décimo aniversario de la Clausura de la XVII Jornada Mundial de la Juventud en Toronto, Canadá, y del anuncio del año y de la sede oficial de la siguiente (2005, Colonia, Alemania).

No hay comentarios:

Publicar un comentario